Isabel Gavela: «La visión alemana de su propia historia es lo que marca esta novela»

27 abril, 2019 ACTUALIDAD , AUDIO , CULTURA
Isabel Gavela: «La visión alemana de su propia historia es lo que marca esta novela»

La casa alemana de Annette Hess, cuenta las atrocidades cometidas en el exterminio nazi, desde la perspectiva de una mujer alemana, veinte años después

Nueva sección con Isabel Gavela y nuevo top cinco de los libros más vendidos en Librería Praxis:

1.- ¿Qué hacemos con los niños TDAH? José Ramón Gamo.

2.- El último barco. Domingo Villar.

3.- Reina Roja. Juan Gómez Jurado.

4.- La espada y la semilla. Jordi Nogués.

5.- Papel y tinta. María Reig.

La novela que trae esta semana Isabel Gavela es de género histórico y está contada por una guionista de cine, Annette Hess, por lo que se trata de una novela muy visual y muy bien contada. Tanto es así, que «en dos semanas se ha colocado en la lista de los más vendidos» y en menos de una, «ya no quedaban ejemplares en las distribuidoras».


Publicidad

La clave, nos la cuenta Gavela, «siempre que se escribe sobre la historia de la Alemania nazi, se hace desde el punto de vista de los judíos, pero nunca desde el punto de vista de los alemanes. Este libro sí lo hace». Y lo hace a través de la historia de Eva Bruhm, un joven cuyo padre regenta el restaurante La Casa Alemana. «Eva es intérprete comercial, traduce al alemán varios idiomas. Tiene un novio rico, que tiene un negocio de venta por catálogo, negocio que en la época empezaba a despuntar. Debido a su trabajo la llaman para ir a hacer de traductora al primer juicio en el que se juzgan las atrocidades de Auschwitz. Era 1963. Entonces entramos en el conflicto de la época: todos quieren dirigir su vida porque es una mujer», cuenta Gavela.


Publicidad

Será entonces cuando decida que si no es libre para realizar aquello que más le gusta, no le interesa su nueva familia. La aceptación del trabajo conllevará un conocimiento profundo, por parte de la protagonista de la novela, de lo acontecido en el campo de concentración en la época nazi, a través de los testimonios de los testigos del juicio.



A la vez, encontrará fotografías en el restaurante de su padre, algo en su pasado que también forma parte del pasado de un país que un día exterminó a millones de judíos. «La idea de fondo es que todos sabían qué había pasado pero querían enterrarlo y pasar página», explica Gavela. Así es la visión desde el bando vencedor, ese que juzgó los crímenes de guerra condenando a unos pocos, a sabiendas de que todos, de una u otra forma, habían participado.

También te puede interesar