Adif ya cuenta con la aprobación para la fase de recuperación de Sobradelo

22 agosto, 2020
Adif ya cuenta con la aprobación para la fase de recuperación de Sobradelo
Publicidad

La Confederación Hidrográfica ha dado el visto bueno para la recuperación del entorno dañado por los vagones

La Confederación Hidrográgica Miño Sil ha dado el visto bueno a la propuesta de Adif —Administrador de Infraestructuras Ferroviarias—para la restauración ambiental del área afectada en Sobradelo. Hay que recordar que en la retirada de los vagones del tren descarrilado el pasado 28 de agosto, el administrador llevó a cabo una desafortunada maniobra que finalizó con un tren en la ladera y otro en la orilla del río Sil.


Publicidad

Pues bien, tras retirar con dos grúas las unidades del convoy y volver a poner la vía ferroviaria en funcionamiento, queda una segunda fase de trabajos que pasan por subsanar los daños causados en el medio ambiente.

Para el talud de dominio público ferroviario afectado por el deslizamiento proponen un extendido de tierra vegetal, sobre la cual colocarán una malla orgánica de yute. Además, harán una hidrosiembra sobre la tierra vegetal con especies adaptadas a la zona.

Para la zona de ribera propone una plantación arbórea con fresnos y alisos.

Continúa la investigación interna

Por el momento esta maniobra costará a Adif 85.000 euros. De estos, 35.000 pertenecen a la sanación de la Consellería de Medio Ambiente y 50.000, a la Confederación. Pero no será la única repercusión que haya.

Como ya informaba la presidenta del Administrador, Isabel Pardo, se está llevando a cabo una investigación interna para conocer todo lo sucedido y analizar el funcionamiento de sus protocolos de actuación en las maniobras de encarrilamiento. «Es esencial conocer cómo se han producido estos hechos para poner todas las barreras y que no vuelvan a producirse».

La investigación continúa avanzando y se están documentando todas las circunstancias que condujeron a la caída de los vagones, teniendo en cuenta que en las actuaciones de encarrilamiento ha primado siempre, según confirma Adif, la seguridad y la salud de los trabajadores, que podía verse comprometida por las condiciones de inestabilidad y por la situación en que se encontraba el material siniestrado.

También te puede interesar