Vilamartín rehabilitará las calles de Cernego, Correxais y San Vicente

8 octubre, 2019 ACTUALIDAD , VILAMARTÍN
Vilamartín rehabilitará las calles de Cernego, Correxais y San Vicente

El Concello acometerá la pavimentación respetando la estética rural de los pueblos del municipio

El Concello de Vilamartín ejecutará obras de pavimentación en diversos núcleos de población del municipio. El objetivo es, además de brindar este servicio básico a vecinos y vecinas, embellecer los pueblos, algunos de los cuales todavía conservan la magia de la arquitectura rural.

Dicha mejora responde también a uno de los empeños del alcalde, el socialista Enrique Álvarez Barreiro, en su apuesta por el medio rural.

El regidor detalla que se están gestionando distintas subvenciones ante diversos organismos para recuperar las calles de Cernego, Correxais y San Vicente, entre otras localidades.

En San Vicente también se recuperarán las calles

Aún cuando le hubiera gustado que dicha remodelación se materializase con piedra, explicó que «el empedrado es un material muy complicado. La intención sería esa, pero si nos autoriza Patrimonio». No obstante, argumentó que la pavimentación será fiel a la estética de los pueblos, de modo que se usará «en algunos casos algún tipo de adoquín rústico o tosco para que luzca acorde con los pueblos», indicó.

Vista de una de las calles de Correxais

Es la pavimentación una de las necesidades pendientes en parte de los pueblos del municipio. Consciente de esta realidad, el Concello se afanará en mejorar la dotación de mejores condiciones para la habitabilidad de sus aldeas. En este sentido, se persigue que la población siga eligiendo el medio rural para quedarse a vivir.

No en vano, el Concello de Vilamartín ya ha «obrado» otras mejoras que tienen continuidad por cada rincón del municipio para facilitar la vida en los pueblos. Es el caso de los «pendellos faladoiros», que se ampliarán a otros pueblos como Robledo, Córgomo y San Vicente. En esta última localidad, está pendiente de la cesión de un antiguo «pendello».

Así las cosas, Vilamartín no se detiene en su apuesta por revitalizar y renovar cada espacio de un municipio que camina con la premisa de la conservación de su identidad y tradiciones.

Texto: Susana Prieto

También te puede interesar