Nieve “a destiempo” en la Estación de Montaña de Manzaneda

13 diciembre, 2017
Nieve “a destiempo” en la Estación de Montaña de Manzaneda
Publicidad

“El tiempo no entiende de puentes”, así resume Gustavo Samartín, gerente de Meisa, la situación vivida durante este pasado puente de la Constitución en la Estación de Montaña de Manzaneda. “No pudimos abrir la temporada, nos preparamos para ello pero tienen que darse las condiciones que aún no se han dado para poder abrir las pistas”, explica. Tras el puente, llegó el lunes y con él, la nieve, “nevó justo después, pero hemos tenido la suerte de que ha nevado copiosamente, incluso más de lo previsto”.

Para Samartín, lo más importante es que “la nieve venga para quedarse”. El tardío invierno no ha hecho más que llegar y la nieve todavía no es sólida, las lluvias terminan por llevársela y los amantes del esquí tienen muchas ganas de estrenar la temporada. “En la temporada pasada nevaba hoy y llovía mañana; abrimos el 26 de noviembre pero el 28 tuvimos que cerrar, y hasta febrero no pudimos volver a abrir de nuevo”, explica, “queremos que la gente venga con garantías de que va a poder esquiar”.

Es por ello que de momento, habla con cautela de la nevada caída el lunes, porque “viene un frente el jueves que parece que trae lluvia, así que no podemos decir a la gente que coja las maletas y venga el fin de semana a esquiar porque no estamos cien por cien seguros de que la nieve esté disponible para ello”. Lo que sí está haciendo la gente hoy por hoy es “coger sus esquís de fondo, que es una actividad poco conocida pero muy gratificante, o las raquetas que puede alquilar en nuestra tienda, para darse caminatas por la nieve”.

A falta de nieve para la práctica del esquí o el snowboard, la Estación de Montaña ofrece otras muchas opciones, porque permanecen abiertas al público el resto de instalaciones como por ejemplo su piscina, apartamentos y restaurante.

Sistema de innivación

El sistema de innivación de la estación se está poniendo a punto. La obra sigue su curso a buen ritmo, según explica Samartín, y en la medida de lo posible, “a medida que recepcionemos instalaciones, las pondremos a disposición del público”. Pero insiste en “darle los tiempos a la constructora” porque es un “proyecto complejo” cuya puesta en marcha es ya una realidad.

También te puede interesar