Isabel Gavela recomienda “Las hijas de la tierra”, de Alaitz Leceaga

12 octubre, 2019 ACTUALIDAD , AUDIO
Isabel Gavela recomienda “Las hijas de la tierra”, de Alaitz Leceaga

La novela se basa en la historia de las hermanas Beltrán-Velasco, Gloria, Teresa y Verónica y de la tierra que las vio nacer

Una semana más, Isabel Gavela, de Librería Praxis, nos trae la novela recomendada para esta semana. Además, ha informado de los movimientos que ha sufrido la lista de los más vendidos en la tienda:

  1. Sidi, de Arturo Pérez-Reverte
  2. El latido de la tierra, de Luz Gabas
  3. El pintor de almas, de Ildefonso Falcones
  4. La cara norte del corazón, de Dolores Redondo
  5. Las hijas de la tierra, de Alaitz Leceaga

“Las hijas de la tierra, de Alaitz Leceaga”

La novela se basa en la historia de las hermanas Beltrán-Velasco, Gloria, Teresa y Verónica y de la tierra que las vio nacer, una tierra que hace ya muchos años esta yerma, no da fruto. Viven en San Dioniosio, en La Rioja en la finca Las Urracas (una casa maldita, una tierra maldita) junto con Rafael—mellizo de Gloria—, un padre prácticamente ausente, Ángela—una tía abuela que se encarga de su educación y de amargarles la vida desde que perdieron a su madre—, y una sirvienta.

Rafael tiene a Gloria totalmente sometida, ella nos dice que desde la primera vez que murió (y aquí comienzan los misterios), este la promete que siempre cuidará de ella y  procura mantenerla alejada de sus hermanas, Teresa, y Verónica, cada una de ellas con una cualidad especial.


Publicidad

Pero las cosas irán cambiando poco a poco cuando Gloria decide acercarse y confiar más en ellas y alejarse de Rafael. Las tres saben que Las Urracas está destinada a ser para su hermano por ser el único varón, y él se encarga de recordarlo continuamente. Pero una serie de circunstancias harán que Gloria deba tomar las riendas de su hogar.

Está convencida de que con el apoyo de sus hermanas y mucho trabajo, conseguirán que la finca vuelva a ser importante, recoger una cosecha de uva y elaborar un buen vino. Aunque eso sí, tienen a todo el pueblo en contra, a Marcial, el alcalde; a su esposa, la alcaldesa en la sombra y al resto de los  bodegueros que no conciben que una mujer,  y menos Gloria— a la que antes junto con sus hermanas llamaban las endemoniadas— pueda formar parte de su mundo.

Gloria va a plantar cara a todas las adversidades que se le van a presentar. Ella es la narradora de la novela. Comienza siendo una joven sometida, apocada, que busca refugio en las lecturas para acabar transformada en toda una mujer de armas tomar.

Teresa, la mediana, le toca sufrir por la incomprensión de una sociedad machista que no entendía a quien no seguía “las normas”.Verónica es el personaje que llena de magia y de música de piano la novela.

Alaitz Leceaga refleja perfectamente la  época en la que transcurre la novela —finales siglo XIX—, la sociedad, aquella en la que la opinión de una mujer no valía nada, al menos de puertas de casa para afuera.

Si desea escuchar la entrevista completa a Isabel Gavela, pinche en el siguiente enlace:

También te puede interesar