Isabel Gavela recomienda “El latido de la tierra”

20 septiembre, 2019
Isabel Gavela recomienda “El latido de la tierra”
Publicidad

Se trata de una novela que también habla del drama rural por la despoblación rural

“El latido de la tierra” es la novela recomendada esta semana por Isabel Gavela, que además nos trae el top cinco de los libros más vendidos en Librería Praxis:

  1. La huella del mal, de Manuel Rios
  2. El último barco, de Domingo Villar
  3. El pintor de almas, de Ildefonso Falcones
  4. Sidi de Arturo Pérez-Reverte
  5. La sospecha de Sofía, de Paloma Sánchez Garnica

El latido de la tierra, de Luz Gabás

La escritora de esta novela, Luz Gabás, se dio a conocer en  2012 con  “Palmeras en la nieve”, novela que incluso se llevó al cine. Tras esto llegaron otras dos novelas, en 2014 “Regreso a tu piel” y, en 2017“Como fuego en el hielo”.

“El latido de la tierra”, es sin lugar a dudas una novela negra. Comienza  con un cadáver. Alira, la protagonista, se encuentra en su casa un cuerpo descompuesto —que al principio y durante muchas páginas no sabemos con certeza, ni nosotros ni la policía, de quién se trata— y la novela va alternando el pasado con el presente.


Publicidad

Alira vive con su madre y su hermano en su casa, la mansión Elegía, heredada por su familia desde hace siglos, y ni la casa ni ella pasan  por su mejor momento. Es la única casa habitada del pueblo y Alira no puede hacer frente a sus gastos.

Es por ello que una de sus mejores amigas,  Irene, le propone que alquile habitaciones para mantener sus gastos. Además su gran  amiga Amanda, la que considera como una hermana, le dice que ahora que está separada y sus hijos no la necesitan, podrían iniciar una nueva etapa juntas y alquilar una de las habitaciones para retomar su juventud.

A ello se une que Adrián —su exnovio y su único amor—y Dunia, su esposa, también están de paso en la ciudad cercana y los convencen para que en lugar de ir a un hotel, pasen a ser sus inquilinos.  La vida de Alira dará un giro que, a esas alturas, ella ya no se esperaba.


Publicidad

Y vamos conociendo a Alira, su pasado, la relación de su familia con la casa y cómo ello ha determinado sus vidas; y a sus amigos y su familia, y a las personas que se instalan en el pueblo para vivir en él. También vamos conociendo los (efímeros) avances de la policía, cuyo mayor recurso son los interrogatorios, porque el cadáver está muy descompuesto, la muerte ocurrió hace meses y no hay ninguna prueba sólida. Y, para más inri, ni siquiera lo han identificado con total seguridad.

El éxodo de los pueblos a las ciudades, con el consiguiente abandono de los pueblos es un punto muy importante de la novela. Elegía, la casa, se convierte en un personaje más: sientes todo su poderío y su decadencia, recorres sus estancias, habitas sus rincones, conoces la solidez de sus paredes y la soledad que la rodea. Y sientes el poder que ejerce sobre Alira, comprendes su apego.

Sin embargo El latido de la tierra es mucho más que una novela negra de hecho muy bien podríamos catalogar esta novela como un drama rural, de esos que se dan en la España profunda y despoblada. El trasfondo de El latido de la tierra el apego a la tierra.

Si desea escuchar la entrevista completa a Isabel Gavela, de Librería Praxis, pinche en el siguiente enlace:

También te puede interesar