Helimulching para paliar los daños forestales en Vilariño de Conso y Manzaneda

14 noviembre, 2020
Helimulching para paliar los daños forestales en Vilariño de Conso y Manzaneda
Publicidad

El objetivo es impedir la pérdida del ecosistema afectado por incendios forestales

El consejero de Medio Rural, José González ha anunciado que, desde la Xunta, trabajan para recuperar íntegramente el ecosistema afectado por incendios forestales el pasado mes de septiembre; entre los que se encontrarían los que afectaron a los concellos de Vilariño de Conso y Manzaneda.  

En total, la consellería trabaja en más de 200 hectáreas aunque José González explicó que la mayoría de ellas –más de 82- están ubicadas en Vilariño de Conso. El objetivo es paliar los efectos del incendio iniciado en septiembre en la parroquia de Sabuguido. En este lugar se realizarán trabajos helimulching -dada la imposibilidad de llegar a estas zonas a pie-. También trabajaran en la parroquia de Cernado (Manzaneda) donde actuará en más de 16 ha.

La técnica de helimulching permite crear una cubierta protectora en el suelo utilizando materiales como la paja de cereales (generalmente trigo, cebada o centeno), con el fin de evitar la erosión. Estos trabajos se realizan con helicóptero –helimulching– en las zonas más inclinadas, como es el caso de Lobios, y manualmente –mulching– en las zonas accesibles a pie.


Publicidad

En esta línea, José González insistió en que todos estos trabajos de consolidación del suelo y recuperación de los terrenos quemados se realizan siempre siguiendo las directrices de los técnicos especialistas del Centro de Investigaciones Forestales de Lourizán, que acumulan una larga experiencia en la materia y que analizaron uno a uno los incendios registrados en septiembre, para evaluar la situación de los suelos.

En este sentido cabe recordar que el concello de Vilariño de Conso solicitó la declaración del estado de emergencia en zona afectada por los incendios forestales. El motivo principal es poder acogerse a ayudas para paliar los daños económicos derivados de los incendios que afectaron a unas 800 hectáreas, e intentar regenerar todo el monte lo antes posible, tras unos incendios que obligaron a activar la situación 2 de emergencia debido a proximidad de las llamas de las viviendas y bienes personales.


Publicidad

También te puede interesar