Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”

13 septiembre, 2018 ACTUALIDAD , CRISTO 2018 , O BARCO , VÍDEO
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”
Xelo de Tremiñá “Somos o carallo”


El artista Ángel García Álvarez, más conocido como Xelo de Tremiñá fue el encargado de abrir las Festas do Cristo do Barco con la lectura de un pregón donde entran todos, sean fiesteros o no.

Gustavo Docampo, técnico de Cultura del Concello do Barco afirmaba que “Es difícil presentar a una persona que todos conocen” recordando su historia como artesano en O Barco, antes de un paso por la escuela militar en la capital, donde hizo la “mili” voluntario, siendo destinado en Salamanca para desgracia de Garcia que esperaba quedar en Madrid. Tras esto se apuntó de forma libre a la Escuela de Artes y Oficios en Madrid -donde residía en casa de su hermana Ermitas a la cual homenajeó Xelo-antes de regresar a O Barco en 1968.

Su primer encargo en Valdeorras fue una talla para el Colegio Divina Pastora fabricada en su primer taller, un antiguo local de la OJE, en este local estuvo antes de pasar por otro bajo antes de instalarse definitivamente en el Barrio de San Roque -más conocido como Casas Baratas- en el 1975.

Con una Plaza Mayor rendida a sus pies, y un escenario lleno de sus creaciones, Xelo afirmó que estas fiestas están destinadas para todos “Sean fiesteros o no”. También recodó en su discurso las fiestas de la niñez donde “Nunca sabias cuantos éramos a comer, y eso a mi madre le enfurecía porque no sabía si habían comido todos o no, era una odisea, el mejor momento de las mismas llegaban con el lanzamiento de los fuegos, o ruedas como le llamábamos desde la Plaza Mayor”.

 

Xelo junto a su «mejor» amigo, su nieto Nacho

Xelo junto a su «mejor» amigo, su nieto Nacho

 

Xelo no pudo evitar emocionarse al recordar a los amigos de la pandilla “Estén todos o no, gracias a todos” no quiso olvidarse tampoco de sus inicios en el taller de don Robustiano, situado en la actual Calle Compostela de O Barco. “A los 17 años me hicieron el tallista oficial del taller. Imaginaros que grande era que me ponían unos tablones debajo para llegar al puesto de trabajo. Es un momento imborrable, por ello ¡Gracias maestro!”.

 

Besos y abrazos en los momentos previos a la lectura del pregón por parte de Xelo

Besos y abrazos en los momentos previos a la lectura del pregón por parte de Xelo

 

Durante el pregón recordó su primer premio, que estaba dotado con 10.000 pesetas, lo equivalente a 1 año de sueldo de un obrero. “En todo el viaje de Ourense a O Barco no saqué las manos del bolsillo, nunca viera tanto dinero junto. Era un sobre de color ocre que llegó negro del sudor. Mi padre muy humilde me preguntó de donde lo había sacado, el en Cedie ganaba 800 pesetas al mes, era más de 1 año de su sueldo. Lo que me salvó fue el enseñarle la medalla de oro. Nunca me olvidaré de sus lágrimas de emoción” comentó antes de que todos los asistentes comenzaran un sonoro aplauso.

Xelo de Tremiña en el momento previo al chupinazo en la Plaza Mayor

Xelo de Tremiña en el momento previo al chupinazo en la Plaza Mayor

 

Por último quiso hacer mención especial a su mujer Margarita. “Estuvo más en las verdes que en las maduras” también hizo mención a sus hijos y nietos concluyendo con un: “Vivan as Festas do Cristo 2018”, antes de recibir una figura  que se entrega al encargado de la lectura del mismo cada año -y dar chupinazo a las fiestas- de manos del Alcalde de O Barco Alfredo García, y la Concejala de Cultura del concello barquense Margarida Pizcueta, quien destacó tras ensalzar la figura de Ángel Garcia. “No sé si repetiré el año que viene como concejala de fiestas, gracias por estos 4 años y espero estar otros 4 años más”.

Xelo de Tremiñá recibiendo una talla de madera por parte del alcalde de O Barco

Xelo de Tremiñá recibiendo una talla de madera por parte del alcalde de O Barco

 

 

También te puede interesar