Viviendo una noche terrorífica en Trives

17 septiembre, 2016
Viviendo una noche terrorífica en Trives
Publicidad

Un pueblo abandonado, la luna llena, mucho trabajo previo y ganas de pasar miedo. Esos fueron los ingredientes para pasar una noche terrorífica en Trives.

Los trabajadores del concello de A Pobra de Trives organizaron su última ruta de este verano y en esta ocasión la dedicaron al miedo. Con salida desde Trives, los voluntarios de Protección Civil dirigieron a los participantes a un pueblo abandonado, dentro del concello. Allí, divididos en tres grupos de unas 15 personas, dos tétricos monjes les acompañaron por las lúgubres calles. Fantasmas, locos de la motosierra, al estilo de Jason Voorhees, enfermos de psiquiátrico, una novia muerta o el mismísimo Fredy Kruger recorrieron las calles asustando a los participantes que finalizaron su recorrido dentro de una de las viviendas donde se encontraron a la niña del exorcista.

Un estupendo trabajo de ambientación del pueblo, música ambiente y mucha sugestión hicieron que la velada, previa a las fiestas de La Dolorosa,  fuera terrorífica.

Esta ruta teatralizada cambia los elementos que normalmente los trabajadores municipales utilizan en estos recorridos donde cuentan historias y dan a conocer elementos de la historia del concello.

También te puede interesar