Trives, único municipio de Galicia que debe regular el precio del alquiler

8 abril, 2021
Trives, único municipio de Galicia que debe regular el precio del alquiler
Publicidad

A Pobra de Trives entre los municipios tensionados de la península

La nueva ley sobre la regulación de los precios de alquileres ha levantado más de una ampolla en el gobierno bipartito central, formado por PSOE y Podemos. Lo que sí parece estar claro, es que el texto incluirá lo que se conoce como zonas tensionadas, es decir, los espacios en los que se actuará de una u otra forma para frenar la escalada en los precios de los alquileres. En España hay 109 municipios y 36 distritos de grandes ciudades con los alquileres tensionados y uno de ellos es A Pobra de Trives; el único, no solo en las comarcas de Valdeorras y Trives; sino en toda Galicia.



La propuesta del PSOE incluye dos criterios para fijar estas zonas tensionadas. Según la información publicada por El País, el primero es que el precio medio de los alquileres haya subido cinco puntos más que el IPC en los últimos cinco años. El segundo, que el gasto medio en vivienda (alquiler, más suministros básicos más otros gastos imputables al inquilino) supere el 30% de la renta media de ese municipio; requisitos que cumple la capitalidad de la comarca de Trives.

Con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del año 2017, El País señala que la renta media de Trives es de 1.986 euros y los gastos (alquiler más suministros) es de 648 euros. Por tanto, el alquiler sobre la renta supone el 33%. El diario matiza que los cálculos han estado condicionados por los pocos datos oficiales que existen. En concreto, detalla que se ha tenido en cuanta la subida del IPC autonómico de cuatro años y no de cinco debido a que es la única cifra pública del Ministerio de Transportes, que es el que tiene competencias en materia de vivienda.

Limitar los precios al alquiler es uno de los pactos de Gobierno entre PSOE y Podemos. Aunque los dos partidos coinciden en la necesidad de impulsar la reforma, discrepan en la forma de hacerlo. Los socialistas proponen que la regulación de precios se articule mediante la vía de las reducciones fiscales, mientras que la formación morada propone que se fije un precio máximo de referencia.


También te puede interesar