A Rúa regulará los vertidos para evitar nuevas multas de CHMS

7 noviembre, 2017
A Rúa regulará los vertidos para evitar nuevas multas de CHMS
Publicidad

59.500 euros. Esta es la cantidad que el concello de A Rúa deberá abonar a Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, CHMS, en concepto de multa por los vertidos provenientes de bodegas. Un tema que el portavoz del PP, Avelino García Ferradal llevo, en ruegos y preguntas, a la sesión plenaria celebrada en la noche de ayer. El edil criticó que el equipo de gobierno no hubiese convocado una comisión para informar sobre este hecho.

El origen de los vertidos se encuentra en las limpiezas de las bodegas y se originaron entre septiembre y octubre de 2015. No es la primera vez que se dan este tipo de hechos, así siendo alcalde García Ferradal se pagaron multas por el mismo concepto pero de menor cuantía. “Nos castigan por la reiteración pero nos han multado con el máximo posible”, reconoció la teniente alcalde, María González Albert quien señaló que las bodegas en el casco urbano están registradas como artesanales cuando no lo son.

Por esta razón, el alcalde Luis Fernández Gudiña anunció que trabajan en una ordenanza sobre estos vertidos. Un reglamento en el que trabaja desde hace meses el equipo de gobierno y que podría entrar en vigor en 2018.

Cobro de trienios

Uno de los puntos álgidos del pleno llego con la moción del Partido Popular sobre el cobro de trienios por parte del alcalde. Cabe recordar que estos corresponden a su función como profesor y que la ley dictamina que debe ser la administración local quien realice los pagos. Lo que quedó claro es que es legal el cobo y lo que no quedo tan claro fue la posición del BNG. Y no sería porque el PP no intentará que González Albert adelantará su postura sobre este hecho. Pero la edil señaló que será un punto a debatir en el momento en que se discutan los presupuestos de 2018.

El Partido Popular llegó a proponer que se equiparé el sueldo del alcalde al propuesto en la Ley “Montoro” para que todos los próximos regidores cobren un sueldo similar. Finalmente será el debate de los presupuestos el que dictamine si el alcalde cobrará los trienios o no. Cabe recordar que son 325 euros mensuales los que se suman a su sueldo de cerca de 2.000 euros. Por su parte, Fernández Gudiña recordó que el PP creo, durante su mandato, una segunda dedicación exclusiva que supusieron 90.000 euros en cuatro años a las arcas municipales y que, desde el gobierno bipartito se eliminó.

También se aprobó llevar a comisión una posible solución para el barrio de A Lastra. Dos bloques de pisos cuentan únicamente con una estrecha rampa y unas escaleras como acceso pero la solución no es sencilla aunque todos los concejales se comprometieron a buscarla.

También te puede interesar