A Rúa establecerá tres zonas diferenciadas en la ordenanza de terrazas

26 febrero, 2018
A Rúa establecerá tres zonas diferenciadas en la ordenanza de terrazas

El concello de A Rúa de Valdeorras no tendrá su ordenanza de terrazas  como tal hasta 2019, pero hasta esa fecha los técnicos siguen trabajando para poder ponerla en marcha. Así, en la tarde de hoy, a las 18.00 horas, está previsto una reunión con los hosteleros para darles a conocer el borrador y los cambios que implicará la misma para su negocio.

Esta reunión llega después de que el equipo de gobierno bipartito la presentara ante el resto de concejales del concello rués. “Queremos que sean medida consensuadas”, ha explicado el alcalde Luis Fernández Gudiña.

Así, y según han dado a conocer el regidor, la ordenanza no solo regulará las terrazas sino aquellas otras actividades, con ánimo de lucro, que también ocupan las aceras y otros espacios públicos. Además, la ubicación de las terrazas se dividirá en tres zonas en función de su cercanía al centro de la villa. “Habrá tres niveles para el cobro de la tasa”, ha explicado el alcalde.

El objetivo final de la nueva ordenanza, tal y como la ha planteado el equipo de gobierno, es recuperar las terrazas como un elemento complementario pero no una prolongación del comercio. “No se podrán instalar soportes fijos o permanentes”, ha explicado Fernández Gudiá quien precisó que si se podrán separar con jardineras o cortavientos. Además, se establecerá un límite de 15 mesas y 60 sillas. “También regula la distancia que debe quedar en la acera para los viandantes que será de 1,5 metros, salvo en algunos lugares de será de 0,90 ha destacado. El documento señala también que deberán recogerse mesas, toldos y sillas todas las noches. “Si al día siguiente hay actividad puede dejarse apiladas sino, dentro del local”, aclaró el alcalde.

Respecto al cobro de la tasas asegura que no varían aunque si se establecen tres tipos como son ordinarias, anuales y extraordinarias, “para aquellos establecimientos que por ejemplo en fiestas quieran poner más mesas”, ha estipulado.

Ahora, después de escuchar a los hosteleros se añadirá lo que se concluya en una comisión. Después deberá estar en exposición pública durante un mes por lo que podría llevarse al pleno de mayo. “Pero los hosteleros tendrán 10 meses para adaptarse a la nueva normativa”, ha concluido el primer edil quien señaló que hasta 2019 no estará totalmente en vigor.

 

También te puede interesar