Rodríguez: «Revisamos, todos los días, los positivos de la provincia»

16 agosto, 2020
Rodríguez: «Revisamos, todos los días, los positivos de la provincia»
Publicidad

El Equipo de Seguimiento Compartido Hospitalario es fundamental a la hora de atender a los pacientes positivos por COVID-19

El número de contagios por COVID-19 en la comarca de Valdeorras es más bien bajo, tan solo dos en la totalidad de concellos. Pero para frenar el contagio y que el número de positivos no crezca, es fundamental la figura del rastreador así como la de los servicios que trabajan para identificar los posibles contactos que hayan tenido los positivos. Además, también es importante el contacto que mantienen los sanitarios con las personas infectadas que pasan la enfermedad en sus casas.

Josefa Rodríguez Araujo es subdirectora de Enfermería de Primaria de la Gerencia de Ourense, Verín y O Barco y a su gabinete llegan los positivos que se producen en todas las áreas sanitarias de la provincia. «Nosotros no hacemos el rastreo, eso lo hace la Xunta», comienza explicando y señalando que el Equipo de Seguimiento Compartido Hospitalario es fundamental para la labor de detención.

Este equipo está formado por cinco enfermeras que trabajan, mañana y tarde, de lunes a domingo. «Revisamos, todos los días, los positivos que salen en la provincia. Nos lo comunican desde preventiva y llamamos al paciente que resulta positivo», apunta la enfermera quien destaca que ese la persona infectada recibe instrucciones (en caso de que no esté hospitalizado) de cómo tiene que comportarse, las medidas que tiene que tomar y se le ofrece un seguimiento. Éste puede ser a través de la plataforma informática Telea o vía telefónica para aquellas personas que no dispongan de conocimientos o material digital. «En la plataforma introducen los datos de temperatura, saturación de oxígeno y una pequeña encuesta respiratoria, tres veces al día», destaca. Estos datos llegan a su centro de salud donde los enfermeros los revisan en caso de que haya una alerta. En caso de que haya, se ponen en contacto con el paciente.

Quienes realizan el seguimiento por vía telefónica, reciben una llamada del enfermero de atención primaria. «Si es un paciente de bajo riesgo, se le llama cada dos días y si es de alto riesgo le llamamos todos los días «Además, el paciente tiene un teléfono de contacto del PAC, del 061 y del equipo de seguimiento en el caso de que empeore su situación.

Rodríguez Araujo reconoce que hay un mayor número de asintomáticos ahora mismo que durante el estado de alarma. «Cambiaron los pacientes. Muchos son asintomáticos y están en seguimiento domiciliario, además de que son más jóvenes», advierte. Este hecho conlleva que los síntomas sean menos graves pero producen, a la vez, un mayor riesgo puesto que suelen convivir con gente mayor. «Hay que estar más atentos al rastreo. En el momento en que dan positivo, se pone en contacto los rastreadores para que hagan el listado de las personas con las que han estado en contacto», advierte.

La enfermera reitera que los pacientes se están sintiendo controlados y protegidos. «La llamada diaria y el control de las constantes les da seguridad de que si ocurre algo van a recibir respuesta», advierte y añade que, además, el servicio, detecta necesidades sociales. «Hay gente que, por su condición, no pueden ir al supermercado o a la farmacia. Nosotros nos ponemos en contacto con el trabajador social de su concello para que solucione estos problemas», apunta.

Muchos de los positivos se dan en los llamados desplazados, aquellos que viven fuera pero que proceden de la comarca y que ahora están aquí. «Se les asigna un centro de salud, el más cercano a donde viven, y son su médico y enfermero quien les hace el seguimiento», apunta.

Rastreadores

Respecto a los rastreadores, el servicio se centra en Santiago de Compostela desde donde se dirige a los que están repartidos por toda Galicia. Según ha publicado ElDiario.es, en el sistema de rastreo de coronavirus de la Xunta participan 6.108 personas. En él incluye a todos los técnicos de servicios centrales y de las jefaturas territoriales de la Dirección Xeral de Saúde Pública, los servicios de preventiva de los hospitales, y atención primaria, además de los operadores de la plataforma tecnológica de seguimiento de contactos. Bien es cierto, que la Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública ha denunciado esta información por considerarla «engañosa» y detallan que el personal sanitario no ha recibido formación para realizar este trabajo.

Por otra parte, desde el gobierno central y el autonómico están poniendo en marcha sendas aplicación para móviles para tratar de rastrear el coronavirus.

También te puede interesar