«Para hacer cine necesitas perspectiva y experiencia»

27 diciembre, 2017
«Para hacer cine necesitas perspectiva y experiencia»
Publicidad

La primera película que Rodrigo Marini recuerda haber visto en el cine fue Bailando con Lobos. Era 1990, tenía diez años y vivía en O Barco, donde se había instalado con su familia llegados desde su Argentina natal. Ahora, con treinta y ocho y una larga trayectoria como realizador en televisión, ultima los detalles de su primer cortometraje profesional, Un mundo salvaje, que rueda en Madrid a finales de enero.

El corto cuenta la historia de El Santo, un mafioso de los bajos fondos madrileños amante de los san jacobos y obsesionado con la lealtad. Está interpretado por Fernando Albizu al que acompaña un elenco de otros siete actores y actrices muy conocidos, Javier Cansado, Cecilia Gessa, Daniel Freire, Santi Senso, Alberto Vázquez, Maria Garralón y Hector Carballo. Ocho personajes que conforman una historia coral escrita y dirigida por Marini y David Santamaría.

Somos Comarca: ¿Tras tantos años en televisión, por qué decides dar el salto al cine?
Rodrigo Marini: Son muchos años de experiencia que valoro mucho, pero llegó el momento de contar una historia propia y perseguir mi sueño de ser cineasta. Es algo que no puedes hacer cuando empiezas, para hacer cine necesitas perspectiva y experiencia para construir una manera de contar las cosas.

SC: ¿Los cortometrajes siguen siendo la puerta para hacer películas?
RM: Sí, claro, o eso nos gustaría. Es una manera de que te conozcan y de poder dar el salto al cortometraje.

SC: ¿Por qué Madrid y su extraradio?
RM: Es una historia de cine negro con alma de western ambientado en esas zonas de Madrid en las que parece que no ha pasado el tiempo y que son muy auténticas, como Vallecas o Malasaña. De hecho una de las localizaciones es un videoclub que aún está activo y que es un mundo del que soy un gran nostálgico. También rodamos en una nave industrial y en Paracuellos.

SC: ¿Cómo conseguisteis involucrar a un elenco tan reconocido?
RM: Pues con mucho entusiasmo y una red de amistades y contactos profesionales que nos ha ayudado a que conocieran el proyecto y quisieran implicarse. Llevamos un año ajustando el guión que ha tenido hasta venticuatro versiones para incorporar las aportaciones de los actores. Su visión de los personajes ha sido fundamental para acabar de redondear la historia.

SC: ¿Habéis recibido ayudas para producirla?
RM: En este momento hay tres compañías implicadas tanto en la producción como en la cesión de equipos, y seguimos trabajando en las ayudas institucionales. Es un proyecto ambicioso en el que no podíamos embarcarnos solos. Por el camino nos hemos encontrado cómplices muy importantes como Pope Marato, el director de fotografía, y Jorge Ojea, que compondrá la banda sonora y nos cede canciones de su grupo Bozza. Por cierto, Jorge, que es el guitarrista de Luz Casal y un gran músico, es también de O Barco.

SC: Mucho talento valdeorrés es este cortometraje, ¿la veremos aquí?
RM: Pues me han invitado a que sea la apertura de la próxima Semana de Cine de O Barco, así que espero que sí. Hace años ya presenté un pequeño corto pero era muy joven, de mi época de estudiante. La verdad es que me encanta venir a Valdeorras y que se vea aquí lo que hago. Lo siguiente será rodar algo en Galicia, me encantaría.

 

También te puede interesar