Posturas alejadas en la negociación del convenio de la Pizarra

11 mayo, 2017
Posturas alejadas en la negociación del convenio de la Pizarra
Publicidad

Parecía que se iba a cerrar ya la negociación del nuevo convenio de la pizarra, pero no ha sido así. Patronal y sindicatos se mantienen en sus posturas alejadas, sobre todo en lo que respecta al artículo 18. Aquel que señala que las pizarreras deben complementar el salario de los trabajadores cuando sufren una baja prolongada. Un artículo que la patronal quiere eliminar, a lo que se niegan desde los sindicatos.

En la reunión mantenida en la tarde de ayer, los empresarios presentaron su oferta, que responde a la última de UGT. Ésta consiste en alcanzar un incremento salarial del  0,25% en los dos primeros años y del  0,50 % en el tercero. Este incremento supondría una subida del 1 % en los próximos tres años, los mismos en los que estará en vigencia este convenio.  Respecto a este incremento, en la primera oferta de UGT se establecía entre un 1,5 y un 1,8% pero el convenio de Castilla y León lastró la oferta. En la vecina comunidad, los 1.200 trabajadores, que en su mayoría desarrollan su labor en El Bierzo y Cabrera, están sujetos a un convenio que mantiene un incremento salarial del 0,25% para los dos primeros años de vigencia y el 0,50% para el 2018, ejercicio en el que vencerá la vigencia del acuerdo laboral.

De este modo, la oferta de la patronal se completa con la supresión del citado artículo, alegando los empresarios que fomenta el absentismo laboral. Como contraprestación, la patronal ofrece una prima de 200 euros al año para los trabajadores que no cojan bajas, tal y como informó José Paradelo, representante del sindicato mayoritario UGT en Valdeorras y responsable de minería. Paradelo no se mostró, en un principio, a favor de este supresión por lo que decidieron estudiar la misma y mantener una nueva reunión el próximo jueves 18 de mayo. En este encuentro esperan poder cerrar la negociación. Por su parte, GIG y CC.OO continúan con su primera oferta presentada. Cabe recordar que las decisiones que tomen ambas partes afectarán a los 2.400 trabajadores con que cuentan las canteras gallegas.

También te puede interesar