Opinión. Hartos de baches

16 junio, 2018
Opinión. Hartos de baches
Publicidad

La nacional 120… Cuantos años de baches, de kilómetros de inseguridad vial, de mareos y vomitonas, de reivindicaciones, enfados y pataleos varios… Y ahí sigue, acumulando parches año tras año, sumando accidentes a su lista, llenándola de puntos negros a evitar, poniendo a prueba la pericia del conductor más experto, aliándose con el mal tiempo para poner los pelos de punta al más cauteloso al volante.

Estamos hartos. Hartos de decirlo lo primero, porque muchos años llevamos diciéndolo. Hartos de vivirlo cada día, como si ver salidas de vía de vehículos pesados, fuese algo normal. Hartos de un firme lleno de baches, grietas e irregularidades. Hartos de oír que nuestra carretera es la peor. Hartos de que la unión con nuestra capital sea un suplicio. Y de que en dirección contraria no esté mejor, ni mucho menos, y cada vez, El Bierzo se sienta más lejos.

Hartos de aislamiento, de no contar para quien quiere apostar por nosotros. Hartos de insistir y luchar por convencer de que merece la pena visitarnos, a pesar de nuestras deficientes vías de comunicación por carretera. No puede ser que las cosas, no hayan cambiado de rumbo desde hace tantos años. No puede ser que la única opción de entrada a la comunidad gallega desde Castilla y León esté en estas condiciones.

No puede ser que nosotros, los valdeorreses, tengamos que usar el tramo que transcurre en nuestra zona día tras día, para ir a trabajar, para ir al médico, para desplazarnos entre municipios, en el estado en el que a día de hoy está. 20 años de bacheos dan como resultado la pérdida considerable de paciencia de unos vecinos, los de esta comarca, sufridos conductores que cada día han de utilizar esta vía.

A ello se añade una tan ansiada A-76 que no llega a pesar de que nos dicen lo contrario, que los planes avanzan a buen ritmo y que será una realidad en un tiempo. Y quizá la paciencia se haya agotado o le falte poco, al menos así lo deducíamos ayer de las palabras de la presidenta de empresarios de Valdeorras, que espera del nuevo gobierno algo más de atención o como mínimo, que no se olviden de las promesas hechas a esta comarca.

Si hay algo claro en todo esto es, que sea en forma de nacional o autovía, Valdeorras necesita conexión con el exterior para su desarrollo, porque sin vías de comunicación decentes, la comarca se aísla y no crece.

Raquel Cruz

También te puede interesar