Opinión. Cómo llueve

9 junio, 2018 ACTUALIDAD , AUDIO
Opinión. Cómo llueve

Cómo llueve. Es que no para de hacerlo. La lluvia ha cesado un momento, y le he visto salir corriendo, arrastrando sus trastos hasta el viñedo. No hay tiempo que perder iba diciendo, mientras se ponía la mochila a la espalda y agarraba el pulverizador para orientarlo hacia las primeras cepas. El mildiu está haciendo acto de presencia en Valdeorras y hay que actuar rápido, no hay tiempo. Y da igual que tras el sulfato, vuelva a llover de nuevo, él volverá a estar ahí esperando a que cese, armado con su mochila.

Cuántos viticultores están pasando por lo mismo. Cuántos trabajadores de la viña miran al cielo estos días pidiendo que pare de llover. El fruto está comenzando a salir y un junio demasiado húmedo está provocando problemas.

Cómo llueve. Es que no para de hacerlo. Y ya no es sólo un incordio o un aburrimiento soberano, vivir en noviembre en pleno junio. Ahora ya ha pasado a convertirse en un problema, en muchos sentidos. Ya está, tenemos los embalses llenos, ya estamos tranquilos y preparados para afrontar un largo verano que tanto deseamos. Pero no llega. Y parece que tampoco lo va a hacer durante el fin de semana.

Los tenderos se desesperan, la ropa de verano en los escaparates no sabe qué hace ahí, los niños miran a sus bicis aparcadas y no entienden por qué ahora no pueden salir al Malecón. Los parques están desiertos, las terrazas no se usan, las mangas cortas se han vuelto a esconder debajo de capas de frío que no debería visitarnos ahora.

Porque los eventos propios de la época estival están comenzando a proliferar… y las cancelaciones también, mal que nos pese. Asistíamos ayer a la cancelación y aplazamiento de eventos al aire libre propios de estas fechas. La IV edición da Noite dos Descontos da Rúa se traslada de fecha al día 15 de junio, y la Feria de 1812 de Petín también se pospone con nueva fecha todavía por confirmar.

Desde las ondas de Radio Valdeorras Onda Cero, instamos a las nubes del cielo valdeorrés, a que dejen paso al sol de junio, para que nos caliente, caliente nuestros campos y nuestro buen humor. Que las nubes vuelvan en septiembre, o en octubre, no hay prisa.

Raquel Cruz

 

También te puede interesar