Motoxeada dejó oír el rugido de sus motos en Valdeorras

14 diciembre, 2019
Motoxeada dejó oír el rugido de sus motos en Valdeorras
Motoxeada dejó oír el rugido de sus motos en Valdeorras
Motoxeada dejó oír el rugido de sus motos en Valdeorras
Motoxeada dejó oír el rugido de sus motos en Valdeorras
Motoxeada dejó oír el rugido de sus motos en Valdeorras
Motoxeada dejó oír el rugido de sus motos en Valdeorras
Motoxeada dejó oír el rugido de sus motos en Valdeorras
Motoxeada dejó oír el rugido de sus motos en Valdeorras
Motoxeada dejó oír el rugido de sus motos en Valdeorras
Motoxeada dejó oír el rugido de sus motos en Valdeorras
Publicidad

La concentración motorista invernal organizada por Motoxeada y Balas Rasas reúne este fin de semana a más de 500 aficionados a la moto en Fonte da Cova  

La concentración motorista invernal organizada por la Asociación Motoxeada y el Colectivo Motero Balas Rasas, con la colaboración del Concello de Carballeda de Valdeorras realiza por cuarto año consecutivo su quedada de invierno en Fonte da Cova.

Más de quinientas personas y aficionados a las motos disfrutarán del paisaje, de la comida y del encanto de Valdeorras este fin de semana. La organización colgaba el cartel de  «inscripciones agotadas»  ya en el mes de octubre. Y es que como nos dicen desde Motoxeada, «Valdeorras tiene un potencial turístico brutal».

 Ayer, 13 de diciembre a las 16:00 horas se abrían las inscripciones, así como las zonas de acampada libre y cubierta en Fonte da Cova —Trevinca—. A las 20:00, la organización ofrecía una merienda morera totalmente gratuita, a la que seguía una fiesta en la discoteca y la actuación musical.


Publicidad

Hoy 14 no faltó la tradicional pinchada en la cafetería Pontenova de Sobradelo, donde se reúnen muchos de los participantes tras la primera ruta turística. A la tarde también el tradicional «poco ó espeto» y luego cena, baile y fuegos artificiales en homenaje a los moteros fallecidos. Y es que lo que realmente mueve a estos moteros es la relación con los amigos por eso este fin de semana es pura convivencia.

El tiempo frío y la nieve se dejó ver en Fonte da Cova pero eso es lo de menos porque como nos aseguran «ahí está la gracia».

El domingo la pinchada tras la ruta será en el pueblo de Casaio por gentileza de su junta vecinal.

También te puede interesar