Menuda Tropa: la vida en Vilariño, la vida mejor

7 marzo, 2020
Menuda Tropa: la vida en Vilariño, la vida mejor
Menuda Tropa: la vida en Vilariño, la vida mejor
Menuda Tropa: la vida en Vilariño, la vida mejor
Menuda Tropa: la vida en Vilariño, la vida mejor
Menuda Tropa: la vida en Vilariño, la vida mejor
Menuda Tropa: la vida en Vilariño, la vida mejor
Menuda Tropa: la vida en Vilariño, la vida mejor
Menuda Tropa: la vida en Vilariño, la vida mejor
Menuda Tropa: la vida en Vilariño, la vida mejor

Los niños y niñas del Colegio de Vilariño nos han contando qué es lo que más le gusta de vivir en su pueblo

Una semana más el estudio de Radio Valdeorras-Onda Cero se llenó de vida para nuestra sección “Menuda Tropa”. En esta ocasión nuestros protagonistas son los alumnos y alumnas del Colegio de Vilariño de Conso. Ellos, venían a contarnos lo bonito que es su pueblo, pero terminamos hablando de otras muchas cosas.


Publicidad

Emilio, Lucía, Uxia, Layan, Mario, Ismael, Malak y Diego son los nombres de estos pequeños revoltosos que nos explicaron que en Vilariño hay muchas cosas «pero no hay contaminación». Entre ellas, un río, plazas, bares… A ellos, queda claro, les encanta vivir allí. Pero lo que más les gusta, sin ninguna duda, es el Entroido y el folión. Todos tocan o bailan, e incluso algunos están aprendiendo a tocar la gaita. «Nos hemos disfrazado de águilas».

Además, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer,quisimos conocer su visión sobre el papel que tienen estas en el mundo rural. Sus madres son ganaderas, panaderas o trabajan en la ayuda a domicilio. Pero eso sí, todas cuidan en los huertos y hacen las tareas de casa, aunque papá también colabora en las tareas. «Mi padre cuida a mi hermano», nos cuenta Malak.

Ellos también ayudan a hacer la comida o poner la mesa, algo que les enseñan en el colegio. «En el comedor los pequeños ponen los cubiertos y los platos y recogen. Y los mayores somos los encargados de servir», confiesa Diego.

A estos niños y niñas se les nota que son felices y que les gusta mucho su colegio y sus profesores. Tanto es así que Layan, que llegó justo a su hermana Malak de Siria hace aproximadamente un año, asegura que le encanta vivir en Vilariño, entre otras cosas, «porque no hay bombas».

Si desea escuchar la entrevista completa, pinche en el siguiente enlace:

También te puede interesar