Medio Rural garantiza una motobomba para A Rúa

5 julio, 2019 A RÚA , ACTUALIDAD
Medio Rural garantiza una motobomba para A Rúa

La nacionalista Noa Presas solicitó en el Parlamento que el Concello disponga de este medio fundamental contra incendios

El director xeral de Defensa do Monte, Tomás Fernández-Couto, respondió en el Parlamento a una pregunta del BNG sobre la cesión de una motobomba al Concello de A Rúa. Aseguró que A Rúa tendrá un vehículo de dichas características tan pronto haya disponibilidad.

En este sentido, Fernández-Couto recordó que en 2017 el Concello de A Rúa desestimó la posibilidad de contar con un vehículo para la lucha contra incendios que se encontraba en condiciones de operatividad para poder trabajar. Muestra de ello, añadió el director general, es el hecho de que dicha motobomba está operativa desde ese año en el Concello de Parada de Sil.

Así, el director general destacó que la Consellería de Medio Rural hace una renovación continua del parque móvil destinado a incendios y montes, en el que se incluyen las motobombas, tanto propias como aquellas que aporta a los ayuntamientos.

Debido al alto coste de este tipo de vehículos, argumentó que se trata de un trabajo gradual, en función de la disponibilidad y de la planificación del servicio de incendios. En este sentido, citó que desde el año 2013 se renovaron 42 motobombas municipales y 66 del parque de la Xunta. Además, este año está previsto adquirir otros 11 vehículos más para mejorar el trabajo que se realiza desde los distritos forestales.

Por su parte, la nacionalista Noa Presas, acusó a Fernández Couto de «mentir descaradamente» al decir que A Rúa rechazó una motobomba en condiciones. Recordó que en 2017 se ofreció un vehículo de más de 20 años de antigüedad que, además, se deterioró en un incendio.

Presas explicó que durante años, Medio Rural tuvo una motobomba abandonada en la base de Vilanova —O Barco—, en el lugar de arreglarla para el uso de la misma por parte de concellos como el de A Rúa. Y recriminó a la Xunta que «non aprenderon nada da vaga de lumes do 2017», con más de 60.000 hectáreas ardidas, la mitad de ellas en la provincia de Ourense.

Motobomba que se halla en Vilanova detrás del edificio de la que fuera base de los helicópteros

También te puede interesar