Los termómetros no darán un respiro estos días en Valdeorras

6 agosto, 2020
Los termómetros no darán un respiro estos días en Valdeorras

Se alcanzarán máximas de 39 grados en O Barco de Valdeorras, mientras que las mínimas este viernes apenas bajarán de los 20

Por segunda semana consecutiva el mercurio volverá a marcar registros muy altos en la comarca de Valdeorras, como novedad esta semana es que el viernes todavía se mantendrán en valores extremadamente altos llegándose a superar los registros del jueves en las zonas altas de montaña.

Es por ello que desde MeteoGalicia se ha activado una alerta amarilla por este fenómeno que afectará a la comarca. En O Barco se pueden llegar este jueves y este viernes a superar los 39 grados, mientras que para el sábado se esperan 35. Así mismo se espera que se produzca la mínima más alta del 2020 en la jornada del viernes con 20 grados.

Publicidad

En A Rúa y Petín los valores serán ligeramente inferiores, aunque las temperaturas mínimas quedarán idénticas a las de O Barco. En los municipios de alta montaña como A Veiga o en la vecinas A Pobra de Trives y Vilariño de Conso las máximas serán de 34 -en A Veiga y Vilariño- y 32 grados, aunque las noches serán menos frescas de lo habitual con temperaturas que no bajarán de los 16 grados durante la jornada del viernes.

Cabe destacar que Vilamartín de Valdeorras registró hace 7 días la temperatura más alta desde el 2018, ya que los termómetros marcaron 40,3 grados centígrados.

Tormentas

Las nubes de evolución crecerán por todo el territorio, pudiéndose llegar a descargar chuvascos de forma tormentosa en las zonas altas de montaña.

Valoración del mes de julio

Galicia acaba de despedir un mes de julio caracterizado por los valores extremos, con temperaturas más altas del habitual, especialmente en el que respeta a las máximas, y durante lo que apenas se registraron precipitaciones.

Así se desprende del avance del informe climatológico de Meteogalicia, que sitúa en el año 1986 el precedente más seco para este mismo período en la Comunidad.

Durante todo el mes a tónica general en Galicia fue la influencia anticiclónica y la presencia de aire cálido procedente del sur de la península Ibérica y del norte de África. Esta situación explica que la temperatura media se había situado 2,03 grados por encima del esperado, con una anomalía incluso más acusada en el caso de las máximas, extremadamente cálidas al superar en 3,03 grados las medidas de la histórica de referencia.

El calor fue generalizado en el conjunto de Galicia, si bien los datos más anómalos se dieron en la mitad sur, donde la presencia frecuente de masas de aire cálido dejó muchas jornadas con avisos por temperaturas extremas.

Concretamente, las zonas más calurosas fueron las del Ribeiro, Verín y Valdeorras, donde el promedio mensual superó los 34 grados. La excepcionalidad de este mes de julio desde el punto de vista de las temperaturas se aprecia también se las comparamos con el período de referencia 1981-2010, ya que la anomalía media registrada en los termómetros el mes pasado fue la segunda más alta de toda la serie, solo superada por la del año 2013.

Por lo que respeta a las precipitaciones, julio fue también extremo, con lugares de Galicia en los que no llovió durante todo el período como por ejemplo en la capital, Santiago de Compostela, algo muy anómalo. La única excepción fue el primer día del mes, el resto de julio fue en general extremadamente seco, retrocediendo hasta el año 1986 para encontrar un precedente en el que se habían registrado aún menos precipitaciones. La anomalía media de las lluvias inscritas en las estaciones gallegas más representativas fue de un 93% por debajo del esperado en esta época del año.

También te puede interesar