Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca

Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca
Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca
Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca
Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca
Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca
Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca
Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca
Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca
Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca
Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca
Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca
Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca
Los Montes Aquilianos destino de los socios del Peña Trevinca

Una ruta de gran riqueza paisajista en la que pudieron avistar el Valle del Silencio y pueblos como Santiago de Peñalba o Montes de Valdueza.

Cómo ya nos tienen acostumbrados, los socios del club Peña Trevinca, así que comienza el buen tiempo, todos los fines de semana salen de ruta. En esta ocasión su destino fue la vecina comarca del Bierzo, en concreto la travesía por los Montes Aquilianos. Caminaron por elevadas montañas que sobrepasan los 2000 metros, situadas entre las comarcas de Valdueza, Bierzo bajo y La Cabrera. Sin duda una trazado de gran riqueza paisajista e increíbles vistas sobre el Valle del Silencio o Montes de Valdueza.

El grupo en Silla La Yegua

La ruta fue propuesta por Jose «Parra», aunque no pudo asistir, siendo Miguel de la Cal, presidente del club quien guió a los 17 participantes. Salieron del Morredero — 2026 metros —, las pistas de la estación de esquí los llevaron hasta Cabeza la Yegua — 2142 metros—. Desde este punto se tienen unas vistas excepcionales a un lado y a otro de la sierra, destacando el pueblo de Santiago de Peñalba, corazón del valle del Silencio, que se halla enclavada en un lugar excepcional, rodeada de montañas. Desde aquí a las Berdiainas —2116 metros— y Pico Tuerto —2051 metros— .


Publicidad

Aunque impresiona ver tantos dos mil, lo cierto es que la ruta no entraña gran dificultad, así lo corroboraba José Parra en la entrevista que Itziar Marqués le hizo esta semana en Radio Valdeorras, con motivo de la andaina de «Os Mouchos». Si quieres volver a escucharla haz clic en el siguiente enlace:

Foto a la entrada de la ermita Guiana

La visita a la ermita de Guiana o Aquiana requirió que estos 17 deportistas hicieran un alto para hacer una visita. Luego bajada hasta Montes de Valdueza donde volvieron hacer otra parada, esta vez para comer. No dejaron de visitar su gran monasterio fundado por San Fructuoso en el siglo VII. Un paraje de excepcional belleza, y uno de los monumentos más relevantes de todo El Bierzo.

El grupo en el Tejo de San Cristóbal, visita obligada

Esta ruta fue además cultural, ya que hicieron una visita guiada a la iglesia de Santiago de Peñalba, joya mozárabe que constituye los restos de un antiguo monasterio fundado en el siglo X por San Genadio. Caminaron por las calles empedradas de esta localidad declarada Conjunto Histórico Artístico.

La fotografía está tomada a la entrada del monasterio

Participaron en esta travesía, además de 2 personas de coruña y una de Ourense, los socios: Celso, Ceferina, Francisco, Paulina, Ricardo, Charo, Gonzalo, Carlos, Dina, Caty, Andrés, Marisol, José Luis y el guía Miguel.

«Espectacular esta travesía por los Montes Aquilianos», aseguraban desde el club.

También te puede interesar