Los bares de O Barco no abrirán hasta tener «suficientes garantías»

11 mayo, 2020
Los bares de O Barco no abrirán hasta tener «suficientes garantías»
Los bares de O Barco no abrirán hasta tener «suficientes garantías»
Los bares de O Barco no abrirán hasta tener «suficientes garantías»
Los bares de O Barco no abrirán hasta tener «suficientes garantías»
Los bares de O Barco no abrirán hasta tener «suficientes garantías»
Los bares de O Barco no abrirán hasta tener «suficientes garantías»
Los bares de O Barco no abrirán hasta tener «suficientes garantías»
Los bares de O Barco no abrirán hasta tener «suficientes garantías»
Los bares de O Barco no abrirán hasta tener «suficientes garantías»
Los bares de O Barco no abrirán hasta tener «suficientes garantías»
Los bares de O Barco no abrirán hasta tener «suficientes garantías»
Publicidad

Los hosteleros siguen solicitando más ayudas al concello, que no permitirá poner más mesas «para tratar a todo el mundo por igual»

Eran muchos los que esperaban este momento para poder, por fin, ir a sus bares favorito. La “Fase 1” de la desescalada permite que a los hosteleros abrir el 50% de su terraza para atender a los clientes, pero este lunes, 11 de mayo, la mayoría de los establecimientos de O Barco han decidido no levantar la persiana. Y según planean, no lo harán, al menos, hasta que también se permita aforo dentro del local.

El pasado jueves 60 hosteleros del municipio se unían para enviar un escrito al concello de O Barco en el que solicitaban que no se cobraran las tasas de terraza, basura y agua. También pedían que se les dejara ampliar el número de mesas. El concello aceptó la primera y está estudiando si es posible no cobrar los otros dos impuestos, pero no acepta la ampliación. «Hay bares que por espacio no pueden poner más mesas. ¿Hasta qué punto es justo que esos se vean limitados y otros puedan colocar todas las que entren? El concello tiene que tratar a todo el mundo por igual», explica el alcalde, Alfredo García.


Publicidad

Sin embargo, el sector hostelero considera que el 50% no llega y no ve garantías. «No sale rentable. Hay a otros que les salía mejor, pero tampoco han abierto hoy por solidaridad», explica Marcos González, de Restaurante Piquiño, quien considera que desde el concello «se nos hizo caso omiso». Estos defienden la necesidad de más ayudas y más flexibilidad sobre todo en lo que respecta a los pubs, «sino es imposible salir de esta crisis. Duraremos 1 año abierto y después, con tanto volumen de deuda, tendremos que cerrar». Es por ello que, previsiblemente, esperarán al cambio de fase —cuando pueda haber gente dentro del local— para volver a sus negocios.

Por su parte, el concello, que también ha recibido una petición similar del PP, asegura que las medidas adoptadas son las que impone el Gobierno central en todo el país y que incluso en el municipio «ha reducido las tasas. No cobraremos terrazas y estamos viendo cómo hacer con la basura y el agua. Pero en O Barco hay 60 bares y 200 comercios que también han estado cerrados y el día que se les ha dicho que pueden abrir, la mayoría lo han hecho. Las medidas son para ayudar a todos», sentencia el alcalde.

Si desea escuchar los testimonios completos de Alfredo García y Marcos González, pinche en el siguiente enlace:

También te puede interesar