La Xunta “devuelve” la residencia de O Barco

27 mayo, 2020
La Xunta “devuelve” la residencia de O Barco

Los profesionales de la Xunta han abandonado ya la residencia. Pablo Fernández, el que ha ejercido como director, asegura que ha sido «interesante y duro»

Desde el pasado domingo llegaba la buena noticia. Tras meses de lucha, la Residencia Nuestra Señora de Fátima de O Barco está libre de coronavirus. Todos sus usuarios y trabajadores se han curado. Es por ello que desde este martes, 26 de mayo, la Consellería de Política Social ha devuelto, a nivel práctico, el mando a la Fundación, aunque sin todavía un tramite oficial.

Tanto el que ha ejercido hasta ahora como director, Pablo Fernández, como el resto de trabajadores de la Xunta abandonaron el centro tras un mes y medio de intenso trabajo que ha finalizado con le mejor de las noticias: cero contagios.


Publicidad

Fue el pasado 11 de abril cuando la Xunta de Galicia decidió intervenir este centro de mayores que contaba con un alto número de contagios. Para ponerse al mando eligieron al funcionario Pablo Fernández. En esta fecha muchos de los usuarios ya habían sido trasladados a Piñor y Baños de Molgas —residencias adaptadas para positivos en coronavirus— y en O Barco solo quedaban 30 de los 99 residentes. «Esto nos facilitó la labor de mantener un orden y una estructura clara dentro del edificio. Poco a poco fuimos retomando la actividad».


Pablo Fernández ha ejercido hasta este martes como director de la residencia

Una de las claves para conseguir este resultado ha sido la colaboración desde el primer momento con el Hospital Público de Valdeorras, que se encargó de impartir formación al personal «y que estaban abiertos siempre a resolver cualquier duda. Al final, era un tema que a ellos también les influía», y es que muchos de los residentes acabaron ingresados en la planta aislada del HPV.

Desde el hospital se encargaban de formar a los trabajadores, aunque muchos de estos estuvieron de baja por contagio. Es por ello que también se desplazaron hasta O Barco profesionales de la Xunta. Además, se han desarrollado protocolos de actuación a realizar ante esta situación. «Si ahora mismo se diera un nuevo caso, yo creo que no tendrían duda de cómo proceder».

«Ha sido interesante y duro»

Fernández deja la residencia con 77 usuarios, todos ellos libres de coronavirus. Antes de la crisis sanitaria, el centro contaba con 99. «Por desgracia por medio ha habido fallecimientos». Concretamente, han sido 17 los mayores que han fenecido por covid-19. Otros, han decidido volver con sus familias «eso sí, una vez que tenían el alta hospitalaria».

Un mes y medio de intenso trabajo para todos los integrantes de esta residencia. «Ha sido interesante y duro. El resultado, gratificante en el sentido de que hemos dejado la residencia curada». Para Fernández no ha habido sábado, domingos, ni festivos. «Era el momento de hacerlo. Solo tengo palabras de agradecimiento para el personal de la residencia porque me acogieron y me ayudaron desde el primer momento».

Ahora es la Fundación Nuestra Señora de Fátima quien recoge el testigo, aunque la Xunta no ha devuelto la tutela como tal, según explican desde Política Social. «A nivel práctica no hay personal ya, pero seguimos pendientes de ella», explican.

Si desea escuchar la entrevista completa, pinche en el siguiente enlace:

También te puede interesar