La Valdeorras que no ve el sol

12 enero, 2019 ACTUALIDAD , CULTURA
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol
La Valdeorras que no ve el sol

Debido a la orografía de nuestra comarca, hay muchos núcleos de población que no ven la luz del sol durante gran parte del invierno.

En este medio nos hemos acercado a varios pueblos de la zona para comprobar “in situ” la situación de estos lugares en los días más crudos del invierno.

O Campiño de Viloira ayer sábado

O Campiño de Viloira ayer sábado

El primero que visitamos fue Arnado. En la localidad perteneciente a Vilamartín de Valdeorras únicamente la zona del castillo y algunas casas privilegiadas ven la luz del astro rey durante esta estación. El día que acudimos hasta el pueblo, el mercurio bajo el Lorenzo marcaba algo más de 8 grados, mientras que a la sombra rondaba los 2.

Es por ello que las capas de hielo se amontonan día tras día ya sea en la carretera, fincas privadas o sobre los tejados de las casas que no tienen tanta suerte y no les da el sol.

Carretera que lleva a Arnado el pasado 5 de enero

Carretera que lleva a Arnado el pasado 5 de enero

 

El segundo y tercer lugar de la comarca que visitamos fueron Millarouso y Santurxo respectivamente, ahí si es cierto que los viales están mucho mejor pese a que ambos lugares permanecen a la sombra todo el día, únicamente los arcenes y accesos a fincas privadas están llenos de capas de hielo que en algunos lugares superan los 5 centímetros. Respecto a las temperaturas en estas zonas difícilmente superan los 4 grados en las horas centrales del día.

Bajando de estos 2 pueblos nos quedamos en Coedo, en la carretera N-536 que une O Barco con Carballeda de Valdeorras se pueden observar paredes llenas de carámbanos por donde habitualmente bajan pequeños regueros de agua, en una zona que apenas supera -como en las 2 localidades anteriores- los 4 grados, algo que dificulta el deshielo.

Barandilla congelada a su paso por Coedo

Barandilla congelada a su paso por Coedo

 

Desde esta zona se puede ver parte del Río Sil con sus “islas” llenas de escarcha y parte de Viloira también blanca, ya que en pleno casco urbano hay zonas en las que el terreno o los edificios no permite salir al sol y deja una estampa con aceras a las que les hace falta sal, imagen que también se aprecia en zonas muy céntricas de O Barco como en la Plaza del Príncipe de Asturias. En esta zona los anexos de la fuente situada en dicha plaza provocó una gran placa de hielo que necesitó ser acordonada para evitar caídas de los viandantes.

Viloira visto desde la N-536

Viloira visto desde la N-536

Acera junto a la estación de ITV de Viloira

Acera junto a la estación de ITV de Viloira

Praza do Concello de O Barco

Praza do Concello de O Barco

También te puede interesar