La playa fluvial de As Ermitas: naturaleza en estado puro

13 julio, 2019
La playa fluvial de As Ermitas: naturaleza en estado puro
La playa fluvial de As Ermitas: naturaleza en estado puro
La playa fluvial de As Ermitas: naturaleza en estado puro
La playa fluvial de As Ermitas: naturaleza en estado puro
La playa fluvial de As Ermitas: naturaleza en estado puro
La playa fluvial de As Ermitas: naturaleza en estado puro
La playa fluvial de As Ermitas: naturaleza en estado puro

Es uno de los rincones ideales para visitar en verano pues concentra en su entorno paisaje, un valioso patrimonio y etnografía

En un lugar privilegiado, a los pies del Santuario de As Ermitas —O Bolo— se encuentra una de las playas fluviales más singulares de la comarca. Es un remanso del río Bibei con aguas tan cristalinas como gélidas. Se trata de la playa fluvial de la citada localidad.


Publicidad

Es una de las favoritas por las posibilidades que brinda: agua muy fría para refrescarse de las elevadas temperaturas veraniegas; paisaje, salpicado de viñedos y olivos en las laderas que la envuelven; árboles para dormir una buena siesta a s sombra y patrimonio etnográfico en su entorno, con tres antiguos molinos de harina y aceite recientemente restaurados.

La playa fluvial está rodeada de vegetación

La playa fluvial de As Ermitas es, a su vez, coronada por la «joya» arquitectónica de la comarca de Valdeorras, el Santuario de As Ermitas, que invita a los visitantes a descubrirlo antes de darse un buen chapuzón.

Los visitantes encuentran en este punto un rincón «mágico», que inspira. A primera hora de la mañana el lugar está desierto, para llenarse horas después de la vida que dan los bañistas y excursiones de visitantes. A la pregunta de por qué se acercan hasta esta playa fluvial, la respuesta brota por sí sola: «mire a su alrededor». Es naturaleza en estado puro.

Una de sus grandes bazas es el fácil acceso al área de recreo. Dispone de un amplio espacio de estacionamiento, pensado también para los autobuses que van y vienen con excursionistas para visitar el conjunto monumental y el pueblo.

Zona de estacionamiento

As Ermitas combina su playa fluvial con la posibilidad de realizar rutas de por el pueblo, por el sendero del Vía Crucis para conocer sus «famosas» estaciones y para descubrir localidades ya deshabitadas como As Escadas.


Publicidad

As Ermitas es un lugar de visita obligada cuyas cualidades no pasa inadvertida para los que veranean en Valdeorras.

Molino de aceite recién restaurado, junto con el de electricidad y el de trigo , otros atractivos a tener en cuenta cuando se va a As Ermitas

También te puede interesar