La lluvia «arruinó» el día de las alfombras florales

23 junio, 2019 A RÚA , A VEIGA , ACTUALIDAD , O BARCO , PETÍN
La lluvia «arruinó» el día de las alfombras florales
La lluvia «arruinó» el día de las alfombras florales
La lluvia «arruinó» el día de las alfombras florales
La lluvia «arruinó» el día de las alfombras florales
La lluvia «arruinó» el día de las alfombras florales
La lluvia «arruinó» el día de las alfombras florales
La lluvia «arruinó» el día de las alfombras florales

A Rúa, Petín, A Veiga y O Barco tuvieron que suspender la colocación de los «tapices» naturales después de semanas de trabajo y preparación de la jornada

Disgusto, decepción e impotencia. Así se resumen las sensaciones de las personas que, incansablemente, trabajaron en las últimas semanas para dar vida a las alfombras florales en A Rúa, Petín, A Veiga y O Barco. La lluvia «arruinó» la posibilidad de cumplir con esta tradición del Corpus.

En A Rúa Vella comenzaron a colocarlas pero desistieron por la lluvia

En A Rúa se hicieron los preparativos con sumo mimo y cuidado durante un mes. Mujeres de la localidad desmenuzaron pino, diseñaron los dibujos y planificaron cada detalle dedicándole horas de trabajo que el agua ha echado por tierra. «Lo que más nos preocupaba era el tiempo y, al final, no hubo nada que hacer», valoraron.



Intentar, lo intentaron. Vecinas y vecinos desafiaron al tiempo. Desde las 10 de la noche hasta las 3 de la madrugada, se afanaron en colocar las primeras alfombras en el entorno de la Plaza César Conti. La tarea cayó en «saco roto». Al observar que la lluvia no iba a cesar, desistieron de su empeño. «Se deshizo todo», explicaron con gran tristeza. No las repetirán otro día. Y es que, en 2016 la lluvia tampoco permitió su realización, y se pospuso al domingo siguiente.

Vacío frente a la iglesia de San Esteban

Y es que después de días de sequía, ha sido —estiman— «el colmo de la mala suerte». Además, deslució la comunión de algunos niños y niñas de la zona.

En la localidad vecina de Petín ni siquiera pudieron instalar los dos altares que cada año adornan la plaza José Quiroga y A Veiguiña dando al traste con uno de los días del año más esperado por los fieles. Y lo mismo en A Veiga, localidad que también respeta al milímetro esta tradición.

El pino apilado en cajas fue desmenuzado durante los últimos días y no pudo ser empleado

O Barco también empezaron a colocarlas ayer por la noche. Al igual que en A Rúa, al ver que la lluvia no «perdonaba», suspendieron la elaboración de las alfombras.

La calle Real de O Barco estaba «limpia» esta mañana, la San Mauro con restos del alfombrado

Sin alfombras florales, el Día del Corpus dejó una sensación amarga y de vacío entre todas las personas que mantienen viva una tradición religiosa que, al mismo tiempo, supone una forma de lucir los pueblos y atraer visitantes.

La plaza de A Veiguiña en Petín totalmente «desnuda», sin altar ni alfombra

También te puede interesar