“La librera y el ladrón”, nueva recomendación literaria

29 agosto, 2020
“La librera y el ladrón”, nueva recomendación literaria

A Laura —librera— le han robado un manuscrito del Inferno de la Divina comedia de Dante y ella piensa que ha sido Pol

Una semana más, y retomando la nueva normalidad, Isabel Gavela, de Librería Praxis, nos trae la novela recomendada para esta semana, La librera y el ladrón”, de Oliver Espinosa. Además, ha informado de la lista de los libros más vendidos durante esta última semana en la tienda:

  1. Patria, de Fernando Aramburu
  2. Postales del Este, de Reyes Monforte
  3. El enigma de la habitación 622, de Joel Diker
  4. Mala Sangre, de Elena Tur
  5. La madre de Frankenstein, de Almudena Grandes

“La librera y el Ladrón”, de Oliver Espinosa

Hay gente que ama tanto los libros que necesita robarlos. Y eso es lo que les ocurre a los protagonistas de este libro. “La librera y el ladrón” cuenta la historia de Pol, un hombre que, tras pasar la adolescencia en reformatorios y formar parte de una organización de pequeños delincuentes conocida como la Banda de la Alcantarilla, se recicla como ladrón de libros antiguos.


Publicidad

Y la historia de Laura Loire que  es una librera que vende libros antiguos y que está a punto de cerrar la venta de un manuscrito del Inferno de la Divina comedia de Dante con el que espera salvar de la ruina  su negocio. En el momento de la operación, descubre que le han robado el valioso libro y que en su lugar hay una copia. Ella está convencida de que ha sido Pol, con el que tiene una extraña relación que aparece y desaparece y del que sabe que es un  ladrón de guante blanco.

Sin embargo, poco después descubre que este forma parte de la lista de pasajeros de un avión que ha tenido un accidente en Barajas. Todo esto hace que tanto ella como Marcos, el anciano mentor de Pol en el mundo de la bibliofilia, recuerden al joven y que conozcamos los pormenores de la difícil relación que mantuvieron la librera y el ladrón, mientras esta intenta, al mismo tiempo, averiguar qué ha sido del Inferno Loire, el manuscrito de la Divina comedia que pertenecía a su familia.

Pol  y Marcos se conocen por casualidad un fin de año, cuando el anciano intenta comprar un lote de libros a un gitano y Pol observa como actúa. Una vez que consigue cerrar la compra por una cantidad de dinero muy pequeña,  se dirige con los libros a un contenedor, en donde se deshace de todos ellos menos de uno. Y luego lleva este a una tienda en la que le darán por el libro que ha salvado de la basura ciento setenta mil pesetas. Quedará fascinado con la ingente cantidad de dinero que se puede sacar de un objeto tan absurdo –a su entender– como pueda ser un libro, y no dudará en pedir a Marcos que le instruya en el arte de detectar el valor de los manuscritos, las ediciones antiguas y los libros firmados.

No tardarán en unir la pericia para el robo del primero con los conocimientos culturales del segundo, y se lanzarán a recorrer varios países para adueñarse bien de volúmenes enteros, bien de páginas sueltas de códices o incunables. Después los venderán a un precio exorbitado y guardarán los beneficios para, en un futuro cercano, poder retirarse.

Pero, evidentemente, la historia no estaría completa sin la complicidad de una librera. Y esa es  Laura, una mujer que heredó la librería de su padre y que ahora, ahogada por las deudas y acosada por los prestamistas, se ve obligada a vender la joya de su establecimiento: una copia manuscrita del primer canto del Inferno de Dante fechado en el siglo XV. Es un libro codiciado por mucha gente. Pero lo que Laura nunca podía imaginar es que la persona que se lo habría de robar sería el hombre a quien ama: Pol.

Con todo, antes de que Laura pueda pedir explicaciones a Pol sobre dicho robo, éste muere en un accidente aéreo, dejando como única herencia las instrucciones –en clave– para localizar una libreta tipo Moleskine en la que hay anotaciones manuscritas del mismísimo Albert Einstein. El deseo del ladrón era entregar dicha libreta a Laura para que pudiera saldar las deudas y para que le perdonara por haberle robado el Inferno. Pero no parece que la jugada haya salido demasiado bien. Porque hay otras personas interesadas en las anotaciones del científico alemán. Unas anotaciones que, según dicen, podrían contener la fórmula para la elaboración de un arma de ondas gravitatorias.

Así, tras la muerte de Pol, Marcos y Laura se unirán para desentrañar el misterio de la libreta desaparecida. Y, para conseguirlo, tendrán que plantar cara a una librera neoyorkina (Carla di Modica) que está dispuesta a pagar lo que sea por conseguirla y a un hombre misterioso que, según todos los indicios, pertenece al Mossad. Además, mientras siguen la pista de la fórmula secreta, descubrirán que tanto el Inferno que posee Laura como las otras dos partes de la obra de Dante (el Purgatorio y el Paraíso) que posee Carla di Modica, esconden un secreto que tal vez haga que posean un valor, tanto cultural como económico, mucho mayor del que suponen.

Si desea escuchar la entrevista completa, pinche en el siguiente enlace:

También te puede interesar