La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»

21 abril, 2021
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
La hostelería sale a la calle: «Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo»
Publicidad

Alrededor de 80 personas se han congregado en la Plaza del Concello de O Barco para luchar por la hostelería

Alrededor de 80 personas se dieron cita este mediodía en la Plaza del Concello de O Barco con un claro objetivo: salvar la hostelería. Este sector, que incluye empresarios, trabajadores, distribuidores y también clientes, ha protestado contras las medidas restrictivas impuestas durante el último año con motivo de la pandemia de la covid y que en estos momentos limita su servicio al 50% de aforo en terraza.

«Estamos hartos de que nos echen la culpa de todo. Pasa cualquier cosa y cierran la hostelería. Están arruinando a familias», confesaba Manuel Fernández, gerente del Bajo 5. Defiende además la seguridad de estos locales que cumplen con las normativas que les marcan. «Las perdidas son enormes. Estamos perdiendo dinero cada vez que levantamos la persiana».


Publicidad

En el caso de la restauración, ha tocado reinventarse con la comida a domicilio aunque esto, no es suficiente como explica Marcos González, Chef del Restaurante Piquiño. «Trabajamos por amor al arte, no por otra cosa. No cubrimos los gastos porque son cosas perecederas. Solo recibimos palos y todos sabemos donde están los focos de contagio».

Pero sin duda, los mayores perjudicados son los locales de ocio nocturno. Desde marzo de 2020 la actividad es completamente nula. «Nuestro problema son los horarios. No te dejan trabajar la barra, te limitan la terraza… no merece la pena abrir». Esto ahora se une al “miedo” cuando llegue la reapertura debido al posible el cambio de hábitos de la población.



Todos ellos son grandes afectados por las restricciones, pero tampoco se han olvidado de los distribuidores, quienes no han querido faltar a esta concentración. «Estamos hablando de un 80% menos de ventas en comparación a 2019. Además, hemos tenido que echar empleados porque ellos piden a cuentagotas. Que nos dejen trabajar», confiesa José Antonio Gómez de Distribuciones Carrizo.

El alcalde, Alfredo García, ha querido estar también presente en los últimos minutos interesándose por la queja del sector.

Si desea escuchar todos los testimonios completa, pinche en el siguiente enlace:

También te puede interesar