La corta de dos cipreses en Arnado causa malestar

24 febrero, 2017
La corta de dos cipreses en Arnado causa malestar
Publicidad

En la tarde del 24 de febrero se procedía a la corta de dos de los cipreses que se hallan en la finca del “castillo de Arnado” . Los vecinos alarmados avisaban a la Guardia Civil para ponerla en conocimiento de los hechos.

El propietario Pedro Iglesias explicó que los árboles se encuentran muy cerca de la carretera y que, a raíz del último temporal cayeron numerosas ramas, de dimensiones considerables, a la carretera. Para evitar daños mayores optaron por cortarlos. Se pidieron los permisos oportunos al ayuntamiento y a la Xunta y se procedió a la tala. Y como reconoce Iglesias se le obligó a cortarlos en  15 días ya que, “si cae una brama y causa daño el responsable soy yo. Así se lo dije a la Guardia Civil”.

Propietario de la finca

Propietario de la finca

Por otra parte el alcalde vilamartinés también confirmó que se advirtió al propietario de la finca, al igual que a todos aquellos que tienen árboles maderables o frutales a menos de 10 metros de carreteras, porque la ley así lo dice. El responsable del daño que causen esos árboles es responsabilidad de su propietario. “Entendo o malestar  porque son árbores moi bonitas pero si causan dano o responsable é o dono”.

Por otro lado la pedamea de Arnado alertada por el ruido de las motosierras bajó para interesarse por la tala de estas árboles milenarias, según su versión. “llamé al alcalde y si, me dijo que él estaba obligado a llamar al propietario si se caían ramas y era su obligación cortarlas,  pero esto no se está llevando como debería ser. Hace unos años también se intentaron cortar y no se pudo, estos árboles están protegidos”. La pedamea añade que, una vez que estén cortados no se puede hacer nada.

 

También te puede interesar