El Infantil Masculino, la alegría del Muebles Victoria

20 febrero, 2017
El Infantil Masculino, la alegría del Muebles Victoria
El Infantil Masculino, la alegría del Muebles Victoria
El Infantil Masculino, la alegría del Muebles Victoria
El Infantil Masculino, la alegría del Muebles Victoria
El Infantil Masculino, la alegría del Muebles Victoria
El Infantil Masculino, la alegría del Muebles Victoria
El Infantil Masculino, la alegría del Muebles Victoria
El Infantil Masculino, la alegría del Muebles Victoria
El Infantil Masculino, la alegría del Muebles Victoria
El Infantil Masculino, la alegría del Muebles Victoria
Publicidad

Un fin de semana complicado para el Muebles Victoria, con resultados negativos para todos los equipos, excepto para el Infantil Masculino, que sigue siendo la alegría del equipo barquense.

Los infantiles fueron los últimos en jugar. Lo hicieron el domingo contra Salesianos ya en la Segunda Fase. Eran la esperanza de la jornada y no defraudaron. Venían de perder en Lugo contra Estudiantes, y este partido era vital. Había que puntuar para acumular al menos dos partidos ganados, y así fue. Los chicos del Muebles Victoria volvieron a estar a la altura y ganaron de 20 puntos: 35-55. Ahora preparan ya el siguiente partido, contra Peleteiros en Santiago. “A seguir luchando. Todo lo que se sume fuera es importante a estas alturas del campeonato”, explica el presidente del club, José Luís Gómez.

Los Senior, por su parte, se enfrentaron al Club Baloncesto TUI en Calabagueiros, en un partido consolidado, bastante luchado por parte de los del Muebles Victoria. El equipo venía del gran triunfo a domicilio y esperaba el partido con ilusión y ganas. Pero las bajas determinaron el resultado. Un choque entre dos jugadores del equipo barquense se saldaba con los dos jugadores lesionados, uno en el pómulo y otro en la ceja, necesitando ambos atención médica. El entrenador echó mano de los juveniles, que tenían su propio partido unas horas más tarde. A pesar de los inconvenientes, el equipo luchó el partido pero no consiguieron la victoria. Los Senior perdieron de 12: 50-62 y piensan ya en la recuperación para enfrentarse a la fase decisiva. “Esperamos que en 15 días podamos tener a la plantilla en forma para jugar la fase decisiva”, señalaba Gómez.

El Junior Masculino jugó ante un equipo muy bien armado y notablemente superior. Contaba, además, con importantes bajas y con el cansancio de los jugadores que habían echado una mano al Senior en Tui. Se les torció el partido y perdieron con gran diferencia: 101-38.

El Junior Femenino jugaba en Baiona a las 19.30 del sábado, con un pequeño retraso de los árbitros que aplazó el inicio del partido unos minutos. El equipo, aunque fue ganando antes del descanso, falló más que otras veces y acabaron perdiendo de 6, 50-44, ante un rival directo de la tabla.  “El fondo de armario no nos dio para más. Aún queda mucha liga, pero en caso de empatar, tenemos el average, que nos puede permitir subir un puesto en la clasificación”, recordaba el presidente del club.

Los Cadetes Masculinos se enfrentaban al cuarto de la tabla, al Salesianos, en un partido complicado. Venían de ganar a Maristas y ponerse 2º en la clasificación y aunque aguantaron el marcador casi todo el partido, el rival los fue dominando y el encuentro se les fue de las manos.

El Alevín masculino  jugó en Ourense, con buenas sensaciones aunque conscientes de que es un equipo muy joven, en el que casi todos son alevines de primer año. Lo mismo ocurre con el Alevín Mixto, que jugó en Maristas. Son equipos que se están formando y Gómez insiste en que en estas categorías “el resultado no importa”.

Este fin de semana también tuvimos Baby Básket en Allariz, donde los más pequeñitos disfrutaron de este deporte y jugaron cuatro partidos y lo pasaron en grande. Las futuras promesas del baloncesto están ya deseando que llegue la próxima jornada de Baby Básket.

También te puede interesar