Isabel Gavela recomienda “Malasangre”, una novela ambientada en El Bierzo

11 julio, 2020
Isabel Gavela recomienda “Malasangre”, una novela ambientada en El Bierzo

Cuatro niñas degolladas, una granja de abejas en Villaverde de la Abadía —El Bierzo— los crímenes de Romasanta

Una semana má, Isabel Gavela, de Librería Praxis, nos trae la novela recomendada para esta semana, “Malasangre”. Además, ha informado de la lista de los libros más vendidos durante esta última semana en la tienda:

  1. El enigma de la habitación 622, de Joel Diker
  2. El mal de Corcira, de Lorenzo Silva
  3. La madre de Frankenstein, de Almudena Grandes
  4. Y julia retó a los dioses, de Santiago Posteguillo
  5. La locura de la señora Bale, de Edmundo Diaz conde

“Malasangre” de Helena Tur

Cuatro niñas degolladas, una granja de abejas en Villaverde de la Abadía, los crímenes de Romasanta, el famoso licántropo que fue juzgado por primera vez en Ponferrada, la leyenda terrible del Sacamantecas, y una historia de amor y de suspense ambientada en el Bierzo que visitó la reina Isabel II durante su peregrinación a Santiago de 1858 y donde el paisaje de picos de arcilla, cuevas excavadas por las avenidas de agua de las antiguas minas de oro romanas de Las Médulas,  y los castaños se convierten «en un personaje más» de la trama.


Publicidad

Y por ese Bierzo de mediados del siglo XIX se mueven, explica su editorial, apicultores, hidalgos, contrabandistas, huérfanas, aldeanos, carlistas, la guardia civil,  isabelinos «y dos recién llegados en busca de sustento». Son la huérfana Henar Expósito y «un atractivo buscavidas que huye por una estafa».

Henar ya tiene dieciocho años y las monjas del hospicio dónde se ha criado no pueden acogerla de vuelta si no va a entregarse por vocación. Debe buscar trabajo de nuevo tras la muerte de su anterior señora, dueña de una casa importante a la que la enviaron a servir desde el hospicio y que la acogió como dama de compañía,  le enseñó otra forma de vida, y sobre todo le enseñó a leer.

Al llegar noticias de que una niña que enviaron al Bierzo para trabajar en una granja ha muerto, ella decide que puede ocupar su lugar y  se presenta, por su cuenta y riesgo, para pedir el trabajo en la granja , en la que Baia cuida unas colmenas. Es  una gallega parca en palabras, casada en segundas nupcias con Hurtado, un hombre cruel con negocios poco claros. Además vive en aquella palloza una niña sordomunda, fruto del primer matrimonio, a la que Henar va a tomar bajo su protección. Es una casa humilde pero le dan de comer y cobijo, aunque Henar, cuando Hurtado está en la casa no las tiene todas consigo.

La llegada de Henar a la granja apícola, coincide con la aparición de las primeras niñas asesinadas. Estamos en septiembre de 1858 y la reina Isabel II ha emprendido una peregrinación a Santiago dentro de su campaña de «españolización» del país ante el auge de los nacionalismos, vasco, catalán y gallego provocado por las guerras carlistas.

La huella del asesino en serie Manuel Blanco Romasanta, el hombre lobo de Allariz y también el personaje real que se esconde detrás de la leyenda del hombre del saco o del Sacamantecas con la que se asustaba a los niños, emerge en la novela años después de ser condenado a prisión en Ponferrada tras su primer crimen en 1844. Fugado de la cárcel, Romasanta confesó doce asesinatos cuando fue capturado de nuevo, pero explicó que los había cometido poseído por la forma de un lobo. Dominado, aseguró —y ahí nació la leyenda de su licantropía— por una fuerza natural que le obligaba a matar y a alimentarse de la carne de sus víctimas.

El título tiene dos significados, «si queréis saberlo, hay que llegar al final del libro».

Si desea escuchar la entrevista completa a Isabel Gavela, pinche en el siguiente enlace:

También te puede interesar