Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»

26 febrero, 2021
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Ganas e ilusión en el regreso de la hostelería: «Lo mejor que me pudo pasar hoy»
Publicidad

Las terrazas se han llenado de vida en el primer día de reapertura

Este viernes la comarca ha recuperado un poco de normalidad. Nada es como en febrero del pasado año, pero al menos, las restricciones han bajado a nivel tres, lo que implica cierta libertad. La hostelería reabrían sus puertas y los vecinos de todos los municipios no dudaban en “echarse” a la calle. Había ganas ya de reencontrarse con amigos y familiares mientras se tomaba un café al sol. Y es que el tiempo ha sido un gran aliado este viernes para los hosteleros, que vieron como sus terrazas rozaban el “completo”.


Publicidad

Eso sí, todo ello cumpliendo las medidas sanitarias. El aforo de los bares es de un 30% en el interior y de un 50% en terraza. Además, las reuniones de no convivientes no pueden superar las 4 personas, algo que también debe cumplirse en la hostelería. Hoy, desde Radio Valdoerras-Onda Cero y Somos Comarca también hemos salido a la calle para conocer las opiniones de los vecinos de Valdeorras en esta jornada.

Nuestra primera parada fue Petín. Allí, a primera hora la gente ya salía para ver el ambiente, como Belén. Mientras tanto, los hosteleros, aseguraban tener « mariposas en el estómago de nervios».


En Larouco, la sensación era similar. En el Bar Paco, de Freixido, su gerente aseguraba que «al menos, hay algo de alegría». Una sensación muy similar a la expresada en Vilamartín.


También quisimos conocer cómo estaba yendo la jornada en A Rúa, donde las terrazas fueron protagonistas. «La gente estaba deseando que reabrieran».


Y en Sobradelo, nada más acercarse a la puerta del bar, solo se escuchaba una frase: «Ya había ganas ¿eh?». Unos amigos se habían juntado para verse tras varias jornadas donde apenas pudieron saludarse por la calle.


En O Barco hacía semanas que no se escuchaba tanto “ruido”. El Malecón se llenó de madres, abuelos, padres y amigos que aprovecharon el sol para disfrutar. «Es lo mejor que me pudo pasar hoy».


Si desea escuchar todos los testimonios, pinchen en el siguiente enlace:

También te puede interesar