Espantapájaros por el Camiño de Inverno

Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno
Espantapájaros por el Camiño de Inverno

El artista berciano Lolo Zapico ha unido el arte del Camiño de Inverno con sus creaciones y ha abierto, en el mediodía de hoy, una muestra en la Casa Gayoso  de A Portela.

‘Lolo Zapico. Camino de Invierno’ es el nombre de esta exposición en la que podrá visitarse una cuidada propuesta de pintura y escultura especialmente seleccionada para esta exposición de carácter itinerante que recorrerá el Camino de Invierno. El propio artista destaca sus espantapájaros  que le trasladan a su infancia, como símbolo de la cultura tradicional y agraria.

 

 

El tema del espantapájaros es una cuestión recurrente en su trabajo que plantea una introspección personal y, al mismo tiempo, lo retrotrae a su infancia. La figura es un ser protector, que, en esta ocasión, quiere proteger esta ruta jacobea que está empezando a hacerse un hueco. El espantapájaros toma un sentido renovador y simbólico como icono de la cultura tradicional y agraria y como elemento de protección, fertilidad y riqueza.

 

 

Esta muestra, que ya estuvo expuesta en el Castillo de Cornatel  en Priaranza del Bierzo  y el Museo de Energía de Ponferrada, se instala ahora en Vilamartín de Valdeorras, donde permanecerá dos meses. Esta actividad está organizada con la colaboración del Ayuntamiento de Vilamartín de Valdeorras  y la Asociación de municipios del Camino de Invierno, recientemente creada. Según Zapico “.

 

Lolo Zapico con su primer espantapájaros

Lolo Zapico con su primer espantapájaros

 

Lolo Zapico. Biografía

Nacido en 1953 en Rioscuro de Laciana, en plena cuenca minera de León. Estudió pintura y dibujo y renunció en 1972 para comenzar los estudios de Ingeniero de Minas. En 1993 conoce a Eduardo Arroyo y reinicia su andadura por la pintura. Siete años después expone en la Galería Malborough de Madrid y desde entonces ha participado en numerosas exposiones colectivas en España y Europa.

También te puede interesar