El reglamento de la marca «Faba Loba das Montañas de Trevinca», en vigor en septiembre

30 agosto, 2019 A VEIGA , ACTUALIDAD
El reglamento de la marca «Faba Loba das Montañas de Trevinca», en vigor en septiembre

La apuesta por este producto propio de A Veiga permite dinamizar la economía local

El Reglamento municipal de creación de la marca «Faba Loba das Montañas de Trevinca» entra en vigor de forma oficial el próximo 14 de septiembre, una vez publicado en el Boletín Oficial de la Provincia. Con este último trámite, pues ya fue aprobado en pleno el pasado mes de abril, puede decirse que queda aprobado definitivamente.


Publicidad

La regulación establece y determina las condiciones y requisitos para el uso de la marca «Faba Loba das Montañas de Trevinca» así como otras medidas para el fomento de la agricultura ecológica en el término municipal de A Veiga.

El documento es amplio y recoge claramente cómo se debe ejecutar la plantación, siembra, abonado, riego e, incluso, tipo de tratamientos, además de la recolección —que siempre debe ser a mano— y el tipo de calibres. Y todo ello bajo la supervisión del órgano de control, el servicio técnico del Centro de Desenvolvimento Rural del Concello. Su misión es verificar la calidad de la materia prima —parcelas, semilla, plantación, tratamientos y recogida— así como las condiciones de conservación, envasado, etiquetado, promoción y publicidad.

Plantación de «faba loba» en A Veiga

Las normas determinan que sólo podrán ampararse en la denominación comercial «Faba Loba das Montañas de Trevinca» las judías secas, separadas de la vaina de la variedad local «Faba Loba» procedente de semillas certificadas por la Oficina de Desenvolvimiento Rural de A Veiga. Además, los productores deben estar inscritos en el denominado Registro Único que establece el reglamento.

En el reglamento también figuran las características morfológicas —debe ser judía blanca entre dos y tres centímetros— y organolépticas —propias del suelo y el clima de la zona—.

La alcaldía que preside Juan Anta autorizará o denegará el uso de la marca

Las personas empadronadas, o con domicilio social en A Veiga, interesadas en la autorización del uso de la marca «Faba Loba das Montañas de Trevinca» pueden formalizar la solicitud para producir, que será autorizada o denegada por el Concello para el uso de la marca.

Pero ¿cuáles son las ventajas de los productores autorizados para el uso de la marca? Pueden utilizar el Centro de Procesado de la Faba Loba, ubicado en Prada, cuyo uso es colectivo para todos los inscritos. Podrán asistir gratuitamente a todos los cursos de formación, obradores y experiencias que organice el Ayuntamiento de A Veiga.

También recibirán asesoramiento gratuito por parte del equipo técnico del Centro de Desenvolvimiento Rural. Al mismo tiempo, tendrán, analíticas gratuitas de las tierras. Y recibirán gratuitamente el primer año los envases, las etiquetas de sus productos para la venta directa de los productos primarios in situ, en mercados y en establecimientos comerciales autorizados.

Flores y frutos de las plantas de faba loba

También tendrán derecho a obtener las ayudas y subvenciones del Ayuntamiento de A Veiga que establezca el Concello para promoción y fomento de la agricultura en el término municipal de A Veiga. Finalmente, formarán parte de las campañas de promoción que organice la institución local.

El producto amparado por la marca «Faba Loba das Montañas de Trevinca» son judías secas o «fabas» separadas de la vaina procedentes del género Phasseolus (Fabacceae), especie «Phaseolus Coccineus », denominada también judía Escarlata o judía de España, de la variedad local conocida coma «Faba Loba».

Como curiosidad, citar que su denominación local «Faba Loba» procede de los pueblos indígenas de Sudamérica y fue introducida en Europa por Cristóbal Colón, se extendió su cultivo por el centro de Europa gracias a su resistencia al frío.

Plantación a pleno rendimiento

La apuesta por la «faba loba» en el municipio que preside Juan Anta persigue dinamizar la economía local y generar empleo manteniendo los usos tradicionales e incentivando a la agroindustria así como la promoción de los productos locales.

En este momento hay sembradas 11.000 metros cuadrados de tierras abandonadas repartidas en  28 parcelas con 22 personas participando en el programa.

Precisamente, septiembre es el mes marcado por el reglamento para la recolección. Es tiempo, pues, de «faba loba».

También te puede interesar