El Muebles Victoria pendiente de la Federación Galega de Baloncesto

1 mayo, 2020
El Muebles Victoria pendiente de la Federación Galega de Baloncesto
Publicidad

Desde la entidad se esperan noticias de la Federación Galega de Baloncesto, estas podrían llegar para la semana

El mundo del deporte continúa parado, si bien a partir del 2 de mayo se podrá salir a hacer deporte esto no engloba al deporte de equipo.

Por ello en el Muebles Victoria de baloncesto continúan sin novedades respecto a lo que pasará con sus competiciones: «La verdad es que todo indica que se van a suspender actividades, y desde nuestra parte en principio en Galicia están barajando suspender las competiciones hasta la temporada que viene, no tenemos nada oficial porque están en negociaciones esta semana, pero lo más seguro es que no haya competición o actividad hasta la próxima temporada» detalló Patricia Gómez, entrenadora del club.

Una vez que se regrese a la actividad, algo que en la Federación ya están trabajando, esperan que haya medidas de seguridad como ocurre en los establecimientos comerciales: «Sobretodo porque son niños o jóvenes y tenemos que tener la seguridad bien atada. Yo no se si nos dejarán ir en grupos reducidos a las instalaciones a hacer algo de deporte, a entrenar o jugar algunos partidos pero claro, no se como será todo hasta la nueva normalidad».

Gómez era una persona que a raíz del baloncesto tenía una agenda apretada, algo que ahora no ocurre: «Cada día estaba ocupada al 100% y ahora me estoy acostumbrando a estar tranquila en casa. Se nota, sobretodo durante los fines de semana que andaba de un lugar a otro y por la semana con los entrenamientos a ahora, que estoy parada».

Publicidad

Los clubes son parte de las relaciones sociales en la vida de los jugadores, provocando muchas veces sentimiento de club y en estos momentos que los jugadores y entrenadores se echen de menos los unos a los otros: «Ya al principio las mamás y papás me mandaban vídeos de los que podían y tenían la suerte de tener un espacio para jugar con el balón o jugar a la canasta y es que ellos lo viven. Todas las semanas jugaban partidos y estaban con sus compañeros, claro que les falta porque les ayuda a distraerse, no solo socialmente si no que les ayuda física y mentalmente».

También te puede interesar