El entorno de la capilla de Vilela lucirá remodelado

6 febrero, 2019 A RÚA , ACTUALIDAD
El entorno de la capilla de Vilela lucirá remodelado

La reforma ha sido muy bien acogida en el pueblo pues supondrá un espacio para el encuentro vecinal

El exterior de la capilla de Vilela acusa un profundo deterioro. Los vecinos de esta localidad de A Rúa llevan solicitando su arreglo desde hace muchos años.  Y ha llegado el momento. El alcalde, Luis Fernández Gudiña, acaba de dar a conocer que se procederá a su acondicionamiento y pavimentación. La  reacción del pueblo no se ha hecho esperar, exclamando un «¡aleluya!». El entorno se podrá convertir en un espacio de encuentro vecinal.

El problema del perímetro de la capilla es que el pavimento está en tierra, concentra mucha humedad y exceso de hierbas. El objetivo es reconvertirlo en una pequeña área para uso y disfrute del pueblo.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Vilela, Manuel Martínez, que lleva casi ocho años al frente del colectivo, no tenía constancia de lo que ha calificado una «excelente noticia» pues «llevamos varios años luchando para que se acondicione y, al final, parece que va a ser realidad. Nos da mucha alegría».

Manuel Martínez, presidente de la Asociación de Vecinos , toca la campana de la capilla

En este sentido, recuerda que la capilla de Vilela es el único lugar de culto y «el monumento del pueblo» ya que tiene un gran valor, desde el punto de vista religioso y sentimental, para los vecinos y vecinas del pueblo.

La capilla de Vilela podría datar del año 1600, si bien hay quien sitúa su origen en el siglo XX. Fue conocida como la Capilla del Ángel y, en la actualidad, se la denomina capilla del Padre Eterno. Su estado de conservación es bueno, aunque precisa una pequeña reforma del retablo interior pues «padece» desprendimientos de pintura.



Otra de las necesidades pendientes, sobre la que los vecinos han recabado ayuda del Ayuntamiento de A Rúa, es el arreglo del cartel informativo del templo de la edificación.

En cuanto a la hilera de nidos de pájaros que han hecho su casa bajo la cubierta, nada se puede hacer —dicen los vecinos— pese a que pudren la madera, por estar incardinada en plena naturaleza. El vecindario deja claro, con humor, que «también tienen derecho a disfrutar del templo».

Hilera de nidos de pájaros que se han acomodado bajo la cubierta de la capilla

El paso más esperado y más importante para el pueblo ya se ha dado, el embellecimiento del exterior de la capilla será una realidad. Vilela lo celebra.

También te puede interesar