El día después contado por sus protagonistas

3 mayo, 2020
El día después contado por sus protagonistas
Publicidad

Preguntamos a vecinos de O Barco y A Rúa, dos núcleos urbanos populosos pero con diferentes restricciones el día después del primer paseo

Día 2 de la desescalada y último día antes de la Fase 0 promovida por el Gobierno, un plan que nos irá devolviendo libertades antes de la nueva normalidad.

Por ello hemos hablado con 6 personas que han podido ver el inicio del desconfinamiento desde diferentes puntos de vista y con diferencias, la de pertenecer a dos concellos con horarios totalmente diferentes, ya que en O Barco hay restricciones horarias y en los otros 8 concellos de la comarca no.

Publicidad

Esta vez hemos escogido a 3 personas con restricción de horarios y otras 3 sin ellos ya que residen en concellos de menos de 5.000 habitantes.

Uno de ellos es el jugador del Barco Juanito Bazo, el gaditano afirma que al principio dudaba si salir este sábado o no debido a una posible avalancha de personas deseosas por salir del hogar: «Al principio dudaba si salir a correr el sábado o no por la cantidad de gente que sabía que iba a salir a la calle, y por los dolores de rodilla que me dan al correr en asfalto pero bueno, finalmente decidí salir a correr y me vino bien mentalmente. Creo que será cuestión de tiempo que el cuerpo se adapte a esta nueva situación de correr por asfalto y no poder correr por césped, aunque creo que si esto de correr por asfalto se prolonga mucho en el tiempo pasará factura».

Afirmando que vio a bastante gente por la localidad en una salida que fue a las 20 horas: «Si que es cierto que vi el barco bastante lleno, yo solo salía para hacer la compra una vez a la semana y veía todo tan desierto que me impactó volver a ver a tanta gente por la calle pero a la vez me entró alegría porque creo que todos necesitábamos ver nuestras ciudades o pueblos con ese ambiente. Veo muchas críticas en las redes sociales por la gran afluencia de gente en muchas zonas pero, pienso que es normal».

Por último llama a la responsabilidad: «El primer día siempre va a salir todo el mundo primero, porque después de estar tanto tiempo en casa se apetece salir a tomar el sol y dar un paseo y, segundo porque solo existen dos tramos horarios en los que poder salir. Al final la gente quiera o no se va a concentrar en esos dos tramos. Creo que a medida que vayan pasando los días las afluencia de gente será menor, eso creo. 
Espero que todos seamos responsables para poder terminar con esto cuanto antes».

Kevin Fernández, un joven de la localidad, de los más madrugadores en salir, también vio mucho respeto con la distancia social: «Pues la verdad, es que como todo el mundo estábamos ansiosos por salir, hay muchísima más gente de lo habitual y bueno, por lo general, me alegro de que la gente valore más el salir a dar un simple paseo. En 8 km que hice hoy igual vi a 30 personas por el Sierro nada que ver con antes de la cuarentena, estoy encantado de poder salir y ver a la gente implicada y respetando todo el mundo».

Publicidad

Adalberto Domínguez, otro joven de la localidad afirmó tras 50 días confinado que sus sensaciones fueron buenas: «Mis sensaciones fueron buenas, llevaba 50 días sin salir, desde un poco antes de que comenzara la cuarentena. Es una sensación super placentera. Cuando sales a la calle se nota mucho ya que esta zona está rodeada de naturaleza. El poder salir de casa y hacer deporte te viene bien y te ayuda a despejar la mente».

Respecto a la cantidad de gente que había en las calles el joven destacó que la gente respetaba las normas, aunque si había algo más de gente de lo habitual pero fruto de tantos días de confinamiento.

Le preguntamos por los horarios algo que el los considera razonables con un pero: «Es una opción razonable, aquí no somos tanta gente, pero que en Madrid salga toda la gente a la misma hora es una locura y acaba siendo contraproducente» aunque con el dilema de que un horario sin restricciones también podría provocar aglomeraciones.

En A Rúa, localidad sin restricciones horarias al tener menos de 5.000 habitantes Diego González “Bolo” aprovechó para volver a hacer deporte por el término municipal: «Salí de mi casa y fui hasta la zona de la chopera. Había muy poca gente, esto puede ser debido principalmente a que hacía mucho calor, en Fontei me encontré a gente pero tampoco a mucha más» como comenta Bolo esto puede ser debido también a que quizás muchos habitantes salieron por la mañana.

Lo que sí vio es que la gente respeta la distancia social para evitar posibles contagios.

Por su parte Luis María Ferrer García aprovechó el inicio del desconfinamiento para salir a correr por A Rúa: «Las sensaciones a la hora de hacer deporte después de tantos días de confinamiento son muy buenas. Se agradece el salir a la calle, disfrutar de la libertad de hacer deporte, pasear o caminar, simplemente es maravilloso regresar a una nueva normalidad y más en un pueblo como A Rúa que tienes libertad de horarios para salir».

Publicidad

Luis ha cambiado el Vicente Solarat por los senderos del Área Recreativa de O Aguillón, a unos metros del campo de fútbol pero con la diferencia de que en el no hay partidos: «Salí esta mañana a correr, vi a gente pero guardando las distancias de seguridad, cumpliendo las leyes y con precaución, también vi a varios ciclistas que estaban cumpliendo las normas. Es un pasito más, hay que ir poco a poco».

Otro Luis, en este caso López y estudiante en el Cosme López de A Rúa, vio con muchas ganas el primer día de salida al exterior: «Este día era moi desexado para poder saír o aire. Ao vivir na Rúa tes o privilexio de no ter a limitación horaria, pódeste organizar e elexir a hora que mellor che vaia. O primeiro día tomeino como unha toma de contacto, recordar o que era saír a rúa».

Destacando el joven rués que aprovechó al máximo el tiempo que salió a la calle viendo mucho de la gente por las normas de distanciamiento. Así deseó que todo siga bien para seguir progresando en esta desescalada.

También te puede interesar