El concello de A Rúa aprueba la cuenta general del 2018

18 febrero, 2020 A RÚA , ACTUALIDAD
El concello de A Rúa aprueba la cuenta general del 2018

La cuenta fueron aprobadas por unanimidad de los presentes —faltaban los portavoces del BNG— en la sesión plenaria

El concello de A Rúa celebró en la mañana de este martes, 18 de febrero, un Pleno extraordinario de carácter urgente que tenía como objetivo aprobar las cuentas generales del 2018. Una sesión a la que no asistieron los concelleiros del BNG y que fue criticado por el PsdeG debido a la hora de la convocatoria.


Publicidad

El motivo de la urgencia, entre otras cosas, es la merma de subvenciones que está sufriendo A Rúa. «Ya hemos perdido en 2019 y en lo que va de 2020. En el primer caso, alguna de estas podría ser importante, como el material de biblioteca y otras que nos interesaban a nivel de generación de empleo y de dotación de medios», explicaba el alcalde, Álvaro Fernández.

Este carácter urgente fue aprobado por unanimidad, al igual que las propias cuentas, aunque generaron un debate entre el portavoz del PsdeG, Luis Fernández Gudiña y el alcalde. El primero destacó que el informe emitido sobre estos datos es favorable «lo que refleja que el objetivo que se marcó en aquella legislatura, mejorar, se cumplió»

Una afirmación con la que el equipo de Gobierno no está de acuerdo. «Ya dije en el pleno anterior que se trabajó a ciegas y que fue una suerte que esos resultados salieran como salieron. No entiendo cómo se pueden vanagloriar cuando estamos aprobando la cuenta general de 2018 en febrero de 2020», replicaba Álvaro Fernández.

Pero el portavoz del PSdeG quiso matizar estas declaraciones ya que «no trabajamos a ciegas en el sentido de que, efectivamente, no había una contabilidad oficial, pero sí había un control de cuentas de manera “oficiosa”».

Críticas por la hora del pleno

El equipo de Gobierno convocó este pleno extraordinario en horario matutino debido a que, como explica el alcalde, «una vez que se celebra el pleno hay que sacar un acta y subir toda la información a la plataforma de la Xunta». De haberlo celebrado a la hora habitual —20.00 horas— se habría retrasado este trámite.

Sillones de los portavoces del BNG vacíos durante el pleno

Una decisión que fue criticada por Fernández Gudiña durante el inicio de la sesión, pero también por los portavoces del BNG a través de un comunicado, ya que no estuvieron presentes en dicho pleno. Entienden los nacionalistas que esta convocatoria solo vino a sumarse a «una manera constante de hacer del grupo de gobierno liderado por el PP que pretende imposibilitar, en la medida del posible, toda fiscalización de la labor de gobierno por parte de los grupos de la oposición. La constante convocatoria de sesiones reguladas en horario laboral a pesar de las quejas continuadas de los grupos de la oposición supone, para los representantes del BNG, una mordaza constante para el acceso a la información municipal por parte de los grupos».

También te puede interesar