El Casino de O Barco reabre sus puertas con el apoyo de sus socios

31 mayo, 2020
El Casino de O Barco reabre sus puertas con el apoyo de sus socios

La pandemia no restó ganas e ilusión a la hora de reabrir las puertas de la Sociedad barquense

El pasado viernes la Sociedad Casino de O Barco reabría su puertas tras más de dos meses y medio de parón. Lo hacía con el apoyo de muchos de sus socios que no dejaron de pasarse por las instalaciones en este primer día de apertura. Un trozo de empanada como pincho acompañada de un Godello o una Mencía de Valdeorras o una cerveza, fue lo más solicitado, dadas las altas temperaturas, que registró la comarca el día de la reapertura.

Primeros clientes con Dobao a la cabeza recogiendo su consumición en la barra

Poco a poco se fueron sumando socios y sobre todo, integrantes de la nueva directiva que era elegida el pasado 16 de febrero. Sin casi haber aterrizado y con un gran número de proyectos en marcha, la actividad se paró en seco. La Feria de Abril, los conciertos de música en vivo y las fiestas programadas se cancelaron y ahora con «ganas e ilusión» ya están pensando en nuevos proyectos y actividades.


Publicidad

Nos recibe una mesa con hidrogel y mascarillas ya en el fondo de las escaleras y antes de entrar en el local social donde se ubica la cafetería un gran tablón donde se anuncian todas las medidas que se deben tomar de acuerdo al protocolo Covid. Y es que, si algo tiene claro esta nueva directiva ante la pandemia es, la seguridad para sus socios. Así, el local esta restringido a 45 personas aunque por medidas podrían entrar 60, pero prefieren restringir el acceso para que no «halla problemas».

Cafetería Casino O Barco
Al fondo el televisor donde se podrán «vivir» los partidos de Champiom y Liga

Pablo Dobao, el nuevo presidente, era muy optimista en la conversación mantenida con Alejandro Lorenzo el pasado jueves en +d1 Valdeorras , donde recordaba que además del local social donde está ubicada la cafetería el Casino dispone de otros dos salas que se alquilan a los socios por una módica cantidad para la celebración de cumpleaños o cualquier otra fiesta. Dobao era uno de los primeros en recoger su consumición en la barra para luego disfrutarla con su directiva, eso sí, «siempre» guardando la distancia social y las medidas de seguridad oportunas.

También te puede interesar