El alcalde de A Rúa confía en que la liquidación de 2017 y 2018 se cerrará antes de mayo

6 marzo, 2019
El alcalde de A Rúa confía en que la liquidación de 2017 y 2018 se cerrará antes de mayo
Publicidad

El portavoz del PP volvió a solicitar su dimisión y la de María González por ser la primera vez en el Concello que no se ha presentado el balance de dos ejercicios

El portavoz del grupo municipal del PP, Avelino García Ferradal, volvió a pedir la dimisión del alcalde, el socialista Luis Fernández Gudiña, y la teniente de alcalde, María González Albert —BNG—, durante el apartado de ruegos y preguntas del pleno de esta semana, por no haberse realizado la liquidación de cuentas de los dos últimos años.

«É a primeira vez que as contas municipais non están ao día. Non se pecharon as do 2017 e 2018», expresó García Ferradal. Alertó de lo que entraña esta situación, el riesgo de perder subvenciones de otras administraciones, por «non presentar as contas», y un problema para la próxima Corporación que se forme a partir de las elecciones de mayo.



«En calquera empresa privada estarían cesados», sentenció el portavoz «popular». Tildó la situación de muy seria pues «levan incumprindo a normativa dous anos». Y apuntó como responsable al jefe de Personal, a Luis Fernández Gudiña, además de recordar que la comisión de Personal tan sólo se convocó una vez durante los últimos cuatro años. Además, rogó que no deje sin solucionar este problema antes de finalizar la legislatura.

El alcalde de A Rúa y María González durante el pleno en el que se abordaron las cuentas

Por su parte, el alcalde de A Rúa dijo que suscribe cuanto dice el portavoz  «popular», en tanto que es la primera vez que las cuentas están sin liquidar. «Nunca se deu este caso», apostilló. Pero no asume la culpa que le atribuye García Ferradal, entre otras cosas porque el portavoz del PP fue alcalde y «sabe qué departamento municipal é o responsable de levar a cabo este balance».

El regidor admite que la liquidación es asunto suyo como jefe de personal pero no una responsabilidad política, sino una dificultad técnica «que estase intentando solventar o mais rápido posible». En este sentido, dio a conocer que se está buscando apoyo y refuerzo al citado departamento municipal para atajar la situación.


Publicidad

«Non podo ir mais adiante desta responsabilidade, non é unha competencia miña», valoró Fernández Gudiña. Concluyó que quien tiene que ejecutar el asunto es el departamento municipal que «está como está» y que será reforzado para poder cerrar el balance de los dos últimos años.

También te puede interesar