Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco

9 diciembre, 2018 ACTUALIDAD , BALONCESTO
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco
Derrota con polémica del Mubles Victoria Barco

El polideportivo Calabagueiros se llenó otro fin de semana más para ver jugar al senior masculino del Muebles Victoria Barco —MVB—. El sábado 8 de diciembre fue una jornada un tanto excepcional, ya que todos los equipos descansan debido al festivo. En cambio ni los Celtas de Foz ni los del Muebles Victoria pudieron tener un sábado ocioso.

Se elevó el balón y con él se marcó el inicio del primer cuarto. El quinteto inicial elegido por José Luís Gómez Álvarez, entrenador del conjunto fue José Luís Gómez 10, Javier García 15, Adrián Prada 17, Carlos Fernández 19 e Iván Domínguez 34. Ambos equipos plantearon una defensa individual sin presión para empezar el encuentro. Los chicos de Gómez comenzaron muy metidos en el partido con mucha actitud tanto en defensa como en ataque —cosa que les pedía su entrenador en encuentros anteriores—. Sin embargo, a medida que corría el reloj los errores iban en aumento y al final del cuarto pasaron factura.

El equipo contrario, los Celtas de Foz, contaban con una plantilla muy completa. Su porcentaje en tiro exterior era muy alto y, además también tenían muy buenos jugadores interiores con cuerpo y, lo que es más importante, carácter. El resultado de este primer cuarto fue de 18-21 para los visitantes, un parcial muy ajustado en el que ambos conjuntos se cargaron de faltas y terminaron el cuarto en bonus.

El MVB comenzó un segundo cuarto de una forma excepcional con una efectividad casi impecable en ataque. La defensa siguió siendo individual, con múltiples complicaciones para llegar a taponar tiros exteriores. A partir del 2, el juego del conjunto, al igual que hemos visto en otras ocasiones, estuvo poco cohesionado, protagonizando acciones muy individuales, carentes de juego en equipo. Esto a la larga desembocó en un ataque que, aunque a priori fuese bueno, terminó mudando en un cúmulo de acciones erráticas, facilitándoles a los de Foz el control del balón. Aún así, nuestros chicos comenzaron a remontar obligando al contrincante a colocarse en zona 2-3.

Llegando al ecuador del segundo cuarto, la calidad defensiva de los barquenses comenzó a decaer, siéndoles imposible llegar a puntear los tiros exteriores y encajando un gran número de triples. A esto se le sumó el problema de falta de cohesión que ya acarreaba el conjunto de atrás. Un aspecto positivo fue la mejora en el rebote defensivo respecto a encuentros anteriores, no obstante este sigue siendo insuficiente. El resultado al terminar el cuarto era de 38-46.

Tras el descanso, llegó el tercer cuarto. En efecto no fue el mejor inicio de tiempo para los nuestros, ya que empezaron encajando un contraataque tras robo por parte de los Celtas. Sin embargo, de cara a canasta los chicos del MVB continuaron con un porcentaje de acierto alto y dejaba vislumbrar juego en equipo más cohesionado, con mayor compenetración. Por desgracia, reminiscencias de encuentros pasados llegaron a la cancha cuando, en los rebotes defensivos, el MVB le dio hasta tres oportunidades al equipo contrario para meter canasta. La defensa continúa siendo individual, atragantándosele a los nuestros el juego interior del rival.

A la mitad del tercer cuarto se acentuó el carácter individualista adoptado por los barquenses. No obstante, un indicio de esperanza inundó Calabagueiros cuando, el jugador número 10 del Muebles Victoria efectuó una presión a todo campo excepcional obteniendo dos robos y provocando una falta antideportiva de un jugador de Foz. Pese a la pertinente inefectividad en el rebote, el índice de acierto de los barquenses seguía en aumento y, la salida del jugador número 17 al campo revitalizó el equipo en ataque y, sobre todo e una defensa que cada vez se encontraba más desgastada. También el jugador número 15 —nueva incorporación a la plantilla este año— quiso participar en este resurgir del MVB, fue él quién protagonizó la remontada en este cuarto, anotando un triple sobre la bocina para poner a su equipo por encima, aunque solo fuese por unos minutos. El recuento global del tercer cuarto fue de 61-60 para los valdeorreses.

El ultimo cuarto comenzó con una retahíla de canastas de los barquenses forzando un tiempo muerto desde el banquillo celta en el minuto 3. Tras tres tiempos sin gran polémica, las malas o inadecuadas decisiones arbitrales otorgaron tres tiros libres al equipo de Foz —dos debido a una falta “dudosa” y uno por una sanción técnica impuesta al banquillo de José Luís Gómez—. El equipo visitante no desaprovechó esta oportunidad y, tras convertir los tres tiros en canasta, se pusieron por encima en el marcador. Perdiendo de 1, con sus jugadores cargados de faltas y, a tres segundos del final del encuentro, el MVB pone en marcha un último intento a la desesperada, desgraciadamente, sin efectividad alguna. Termina el encuentro con un resultado de 78-81.

Carla Mendes Sández

También te puede interesar