«Decidí que tenía que ir porque la balanza era el miedo o poder avanzar»

15 marzo, 2021
«Decidí que tenía que ir porque la balanza era el miedo o poder avanzar»
Publicidad

Mari Paz Lameiro fue una de las personas que este sábado se vacunaron con la dosis de AstraZeneca

Mari Paz Lameiro fue una de las 250 personas de entre 50 y 55 años que el pasado sábado fue convocada para vacunarse frente a la Covid-19 en Valdeorras. Ella, al igual que otras 196 personas acudió al Hospital Público para inyectarse la primera dosis desarrollada por AstraZeneca, aunque no sin dudas.

«Me avisaron en el momento que empezó a salir información sobre diferentes países que cancelaron la vacunación y me entró miedo», explica. Pero finalmente, su balanza se decantó «por poder avanzar. Decidí que tenía que ir».


Publicidad

Como ya informaba la propia Consellería de Sanidade, no se registró ningún efecto secundario reseñable. En el caso de Mari Paz, casi no notó ni el pinchazo. «Me tomé dos horas antes un paracetamol y al día siguiente, cada ocho horas. No noté nada, se lo recomiendo a todo el mundo».

Ahora tendrá que esperar 10 semanas para recibir la segunda dosis y poder conseguir la inmunidad frente al virus. Un paso del que ya están más cerca sus padres, ambos mayores de 80 años. Mari Paz, con la llegada de la pandemia tuvo que cambiar parte de su vida para poder así protegerlos. «Con ellos tenía muchas ganas. Están muy contentos y sin ninguna reacción».

Si desea escuchar la entrevista completa, pinche en el siguiente enlace:

También te puede interesar