La Centuria Cristobaliana, las modistas de la Bacofesta

La Centuria Cristobaliana, las modistas de la Bacofesta
La Centuria Cristobaliana, las modistas de la Bacofesta
La Centuria Cristobaliana, las modistas de la Bacofesta
La Centuria Cristobaliana, las modistas de la Bacofesta
La Centuria Cristobaliana, las modistas de la Bacofesta
La Centuria Cristobaliana, las modistas de la Bacofesta
La Centuria Cristobaliana, las modistas de la Bacofesta
La Centuria Cristobaliana, las modistas de la Bacofesta
La Centuria Cristobaliana, las modistas de la Bacofesta
La Centuria Cristobaliana, las modistas de la Bacofesta
La Centuria Cristobaliana, las modistas de la Bacofesta

 

Con un poco de retraso sobre la hora prevista salieron vestidos de romanos los niños que participaron en la  «I Centuria Cristobaliana». Desde la plaza del Concello, estandartes en mano,  hasta O Aguillón, lo niños y no tan niños lucieron los trajes hechos por ellos mismos en el taller de disfraces para niños y niñas menores de 10 años.

 

Salida del desfile desde la plaza del Concello de A Rúa

Salida del desfile desde la plaza del Concello de A Rúa

 

Como nos decía Paulino Rodríguez, integrante de la Asociación Sociocultural San Cristóbal, promotora de la actividad, «Este taller nace para crear disfraces para darle ambiente a la fiesta, para que los niños se comprometan y dure mucho tiempo esta historia».

 

Cortando unas camisolas

Cortando unas camisolas

 

Más de una veintena de niños, padres y miembros de la asociación ya se afanaban desde primeras horas cortando, pegando y grapando. «Los disfraces son sencillos, se trata de darle colorido a la Bacofesta y que los niños vayan disfrazados», decía Paulino,. Y es que encima de la mesa había telas de mantel, grapas, adornos dorados y pistolas de pegamento termofusible, indispensable para que no se mueva ningún adorno u abalorio. Respecto a los diseños de los trajes, «Todos aportamos, cada uno con sus ideas, buena voluntad y ganas de hacer las cosas bien, no es más».

 

Pegando y grapando

Pegando y grapando

 

Paulino lleva muchos años haciendo carrozas para el desfile de Entroido de A Rúa, aunque profesionalmente no se dedica a ello. Hombre de buenas ideas y mejor resolución de ellas, año tras año, la comparsa de él y su amigos queda entre las tres primeras —no me atrevo a asegurar que en la mayoría de las ocasiones ha sido la ganadora, pero casi—. En este desfile de época romana no llevarán carroza ya que como el mismo nos ha indicado, «Carroza no tenemos porque estuvimos preparando lo de San Cristóbal y no nos ha dado tiempo».

 

Probando el traje

Probando el traje

 

Y es que Paulino es el socio fundador, junto con otros 14,  de la Asociación Sociocultural San Cristóbal presentada el pasado mes de julio y que ya cuenta con unos 400 miembros. «Necesitamos más gente que colabore con nosotros. Queremos hacer muchas cosas y para eso se necesita colaboración, gente que nos ayude para dar un poco de vidilla y de actividad al pueblo».

 

Uno de los socios fundadores, el polifacético Marco «Muca»

Uno de los socios fundadores, el polifacético Marco «Muca»

 

En menos de un mes ya han realizado numerosas actividades: cena de San Cristóbal —se reunieron en la calle Dr. Vila de A Rúa más de 500 comensales—, Carnavrao,  procesión de coches antiguos, centuria romana, desfile romano. Sus llamamientos los hacen a través de su Facebook y con el boca a boca, que en los pueblos funciona muy bien.

 

Ambiente a primera hora de la mañana

Ambiente a primera hora de la mañana

 

 

 

También te puede interesar