El Camiño que peregrina Valdeorras

14 septiembre, 2016 ACTUALIDAD , CAMIÑO INVERNO , CONCELLOS , CULTURA , GALERÍAS
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras
El Camiño que peregrina Valdeorras

El Camiño de Inverno ofrece, a su paso, numerosos paisajes dignos de admirar por el peregrino en su caminar hacia Santiago de Compostela. Antes de conseguir la ansiada Compostelana, el caminante gana numerosos recuerdos de bellos paisajes y lugares en los que, en múltiples ocasiones, todavía no se ha explotado su belleza. Un Camino Gallego con mayúsculas, debido a que es el único que cruza las cuatro provincias.

El Cebreiro es uno de los causantes de la creación de este camino, documentado y ya oficializado. Y es que los peregrinos solían optar por este paso más amable, sobre todo en época invernal y así desechar transitar por zonas nevadas y escarpadas como las que ofrece la citada etapa del Camino Francés.

Desde Ponferrada sale esta vía. El caminante que decida, a su salida de la capital berciana, virar a la izquierda, se encontrará un lugar singular y a veces desconocido, siguiendo el cauce del río Sil, y es que la ruta primigenia fue aquella utilizada por los romanos para extraer oro de este rio.

La comarca de Valdeorras es la que da la bienvenida a Galicia al peregrino, después de que éste admire Las Médulas. Y es que esta ruta no solo fue seguida por peregrinos, sino también por romanos y astures durante la época de la provincia Terraconensis y después como conexión entre ésta y la Gallaecia, así como por soldados de épocas napoleónicas en su paso hacia Coruña, y por el propio ferrocarril en la línea Palencia-Coruña de finales del siglo XIX y creado por Alfonso XII.

En la segunda etapa de este Camino el peregrino se vuelca ya en Valdeorras, llegando hasta A Rúa, en su tercer día de peregrinación,  pero, en primer lugar, cruzando Quereño, Pumares, Sobradelo, Éntoma, O Barco, Vilamartín y A Rúa.

En estos lugares el peregrino podrá conocer diferentes joyas históricas, en forma de monumento que el tiempo ha dejado como testigo. Algunos de ellos son los puentes que durante siglos han permitido el paso de los viajeros sobre el Sil. Uno de los más afamados es el de Siete Arcos de Sobradelo, una obra que se comenzó en el siglo XVI y que se muestra con siete arcos. El del centro está reconstruido aunque forma parte de la defensa que los vecinos hicieron de su tierra ante la invasión francesa. Y es que, al igual que a los peregrinos que han visto pasar durante siglos, estos puentes son testigos de la historia como el de Éntoma, de origen romano.

Justo al entrar en Valdeorras, en Quereño, el caminante puede escoger entre dos variantes. En una de ellas ira por Sobradelo, admirando el puente anteriormente descrito. En la otra, por Biobra y Rubiá, el peregrino recorrerá la Serra da Enciña da Lastra. Y es que el Camino de Inverno puede recorrerse varias veces y seguir caminos y paisajes diferentes. En Rubiá además, una de la pruebas de la existencia de este camino como vía de peregrinación, la iglesia de la Virgen del Camino.

Ambas variantes dejan al visitante en O Barco de Valdeorras, a donde accederá siguiendo el Sil por el Malecón, eje vertebrador de la villa.

Al día siguiente, Vilamartín de Valdeorras será la localidad por la que mayor tiempo discurran los caminantes. Bellos paisajes que dan a conocer esta esquina gallega. Entre viñedos llegará el caminante a A Rúa Vella, para avistar la  iglesia a la iglesia parroquial de San Esteban, donde ya podrá ver una talla de Santiago Peregrino. “Los restos del pasado romano de este poblado se pueden ver en un epitafio a un suboficial del ejército romano, el valdeorrés Lucio Ponpeyo Reburro Fabro, en una casa aneja a la iglesia y al mismo camino”, señalan desde la asociación del Camiño. La siguiente etapa ya llevará al caminante a la provincia de Lugo.

Lugares emblemáticos que el paso del tiempo ha hecho todavía más hermosos y que este año han batido record de número de visitantes. Aunque el Camiño todavía no haya sido debidamente indicado o mimado convenientemente por los vecinos y autoridades de la zona, hecho que lleva a desconocer el número real de peregrinos que han pasado este año, en el albergue de Fontei, se han registrado 504 personas en estos primeros nueve meses del año. Un dato significativo dado que en 2015 fueron 120. Pero a estos se les debe sumar todos aquellos que pernoctan en otros lugares de la comarca y que sin duda convierten este trazado en un posible revulsivo para la zona.

106 personas en la peregrinación a Santiago.

Y hay interés en este trazado. Prueba de ello son las 106 personas, de todos los concellos por los que pasa el Camiño en Valdeorras, que han confirmado su presencia en la particular peregrinación que la Asociación del Camino de Santiago a su paso por Valdeorras,  ha organizado este domingo en Santiago de Compostela. “Valdeorras en el mapa jacobeo del Camiño de Inverno”, es el nombre de este evento que tendrá como principal acto la asistencia de los vecinos y las autoridades de dichos concellos a la misa del peregrino a las 12.00 horas en la Catedral de Santiago, con el vuelo del botafumeiro.

El objetivo de esta actividad es poner en valor este camino y darlo a conocer. La presidenta de la asociación, Asunción Arias se mostró muy satisfecha con el apoyo recibido por parte de las autoridades. Entre las personas que se han unido a esta iniciativa se encuentran vecinos de los concellos de Rubiá, O Barco, Vilamartin, A Rúa, Petín, Larouco y también del ayuntamiento berciano de Borrenes.

Necesitadas infraestructuras

Una de las necesidades de este Camiño son infraestructuras para el peregrino, principalmente albergues, un hecho que echan en falta desde la asociación. “Si hay particulares que se ponen en contacto con nosotros para llevarlo a cabo pero todo queda en palabras”, señala Arias.

Ante la falta de infraestructuras y de información para el peregrino,  desde la propia asociación han decidido crear ellos mismos un centro de información en Fontei, en la antigua capilla de San Andrés. Según dio a conocer la presidenta, los propietarios de dicho inmueble cedieron a la asociación este edificio para crear este espacio. “Está en buen estado, le hace falta limpiar nada más” informó la presidenta quien añadió que están concluyendo los tramites burocráticos pero que no tienen fecha para la apertura de este nuevo centro. “Con toda seguridad el próximo verano, los peregrinos podrán informarse allí”, concluyó.

Obras municipales.

Bien es cierto que las autoridades, en diversos niveles, están tratando de sacar este Camino del vacío. Así, los concellos de O Barco, Petín, Vilamartín y A Rúa se han unido para solicitar un obradoiro de empleo que espera que empiece en los últimos días de mes. Diferentes trabajos en dichos concellos para acondicionar el Camiño y dotarlo de infraestructuras como en el caso de A Rúa donde se remodelarán las antiguas casas de los maestros para crear un albergue municipal. En esta misma línea, y tras su reconocimiento como ruta oficial a Santiago de Compostela, el Camiño de Inverno se señalizará entre 2017 y 2018 y se promocionará en 2020, siguiendo el Plan Director del mismo.

También el concello de O Barco tiene previsto la creación de un albergue en Veigamuiños, en una vivienda cedida, aunque dispone de uno en Xagoaza que obliga a los peregrinos a desviarse algunos kilómetros.

Tercera edición de la Guía de Camiño.

En el afán de dar a conocer esta ruta ha salido ya al mercado la tercera edición de la Guía del Camiño de Inverno de José D. Rúa Pérez, publicada por editorial A Pena D’Agua. En ésta se incluyen varias novedades como los mapas del trazado, de mayor calidad, y se han incluido más información para aquellos que realizan este camino en bici.

Ruta no masificada

¿Y cuál es la razón que lleva a los peregrinos a recorrer esta vía? Pues no solo la belleza del paisaje sino también la no masificación del mismo. El gran número de peregrinos que toman el Camino Francés hace que muchos prefieran elegir otras vías. Evitar tener que evitar paradas en la peregrinación y andar a marcha rápida para encontrar sitio en el albergue, lugares demasiado explotados y masificaciones por donde se pasa lleva a muchos a elegir el Camiño de Inverno. Aunque cierto es que muchos de sus caminantes ya han recorrido otras rutas y, en su afán por seguir conociendo vías que les lleven a Santiago, optan por este camino plagado de historia, paisajes y belleza.

También te puede interesar