O Barco, unánime, pide a Confederación el mantenimiento del Sil y sus afluentes

2 junio, 2017
O Barco, unánime, pide a Confederación el mantenimiento del Sil y sus afluentes

El concello de O Barco ha aprobado, en sesión plenaria, instar a la Confederación Hidrográfica del Miño Sil a que mantenga en perfecto estado ecológico tanto el Sil como sus afluentes.

La aprobación nació de una moción presentada por Riada Cidadá. En ella, el portavoz Félix García denunciaba la contaminación de las aguas, los vertidos ilegales, el abandono de los mecanismos de control y la degradación de las riberas. Hechos que, según García provoca las quejas de los vecinos sobre la suciedad y malos olores. Situación que también se da,  señalan desde Riada,  por problemas de depuración aguas arriba de la cuenca del Sil, en concreto en las comarcas del Bierzo y la Cabrera además de por el  abandono de los sistemas de control de la industria de la pizarra y la falta de supervisión de los embalses de la hidroeléctricas.

Así, el concello aprobó instar al organismo de cuenca a que inicie el saneamiento y la restauración, tanto ecológica como forestal, de los arroyos y del río Sil a su paso por el municipio así como la puesta en valor de los entornos de los arroyos y el río. Entre otras acciones se encontraría la recuperación de instalaciones etnográficas; la limpieza de las sendas de pescadores; el destrozo de las intervenciones y las agresiones efectuadas en los ríos Vallado, Cigüeño y Mariñan.

Por otra parte, los ediles barquenses solicitan que se planifique a largo plazo, implicando al resto de concellos, la conversión de las riberas del Sil en un amplio parque natural que discurra por toda la comarca. Además pedirán la colaboración de la confederación en las actuaciones de limpieza, rehabilitación de cauces, dragado del Sil, conservación y potenciación de la playa fluvial del Malecón.

Por otra parte,  el pleno de O Barco también aprobó una moción del PSOE para exigir a Medio Rural ayudas a los viticultores afectados por las heladas de  finales del pasado mes de abril. El portavoz socialista, Aurentino Alonso destacó que eran 793 las hectáreas dañadas en el conjunto de la D.O Valdeorras y cifró en más de seis millones de euros las pérdidas económicas de las heladas en la comarca.

Señalando que los viticultores de Valdeorras merecen el mismo trato que los de otras zonas, la moción, en cuya votación se abstuvieron los  concejales populares, insta al Gobierno central, a la Xunta y a la Diputación a establecer una línea de ayudas directas con importes semejantes a la aplicada en el año 2016 en la Ribeira Sacra así como la condonación de las cuotas a la Seguridad Social para los productores y una reestructuración de las pólizas de seguros para adaptarlas a la realidad.

También te puede interesar