O Barco rescinde el contrato de la piscina cubierta

8 junio, 2018
O Barco rescinde el contrato de la piscina cubierta
Publicidad

Con los votos del grupo de gobierno y los de la oposición popular, 16 en total, el pleno de O Barco aprobó en la tarde de ayer jueves día 7 de junio, la rescisión del contrato de gestión de la piscina cubierta de O Barco. Será pues a finales del mes de junio cuando la piscina dejará de ser gestionada por Viaqua, tras la tercera y última propuesta que hicieron llegar al Concello el pasado 19 de marzo. Para el concejal de Deportes, Aurentino Alonso, «la decisión más óptima es la de volver a sacar la concesión a concurso» ya que «la concesionaria se ha comprometido a pagar 233.000 euros que restan por pagar del canon anual de 30.000 euros para obras de mejora en la propia piscina».

Para el alcalde de la villa, Alfredo García, «lo prioritario es que los vecinos de O Barco tengan la mejor piscina, por lo que hay que cerrarla para corregir las deficiencias detectadas en la auditoría». El cierre de las instalaciones se producirá así a partir del 30 de junio y durante 3 meses, para realizar las obras de mejora necesarias. Tratando de escoger, según explica el regidor, la mejor opción que beneficie a los ciudadanos, no significa que no intente el Concello mediar «para que los trabajadores continúen en sus puestos de trabajo». Pero ocurre que «si no corregimos las deficiencias de la piscina, más usuarios de los que ya se han ido, dejarán igualemente de usar la piscina».

El portavoz popular, Arsenio Moldes, mostraba la posición de su grupo a favor de las obras de mejora «para que la piscina continúe abierta» y pedía para los trabajadores «las mismas condiciones de trabajo» que han tenido hasta la fecha. Por su parte, el portavoz de Riada, Félix García, explicaba que la mejor opción pasaba por «la gestión directa de la piscina por parte del Concello», la única opción «para salvar los puestos de trabajo» y que de esta forma los trabajadores «no se acojan a la indemnización del despido».

El siguiente punto del pleno ordinario vino a complementar al anterior en el que todos los miembros asistentes a la sesión estuvieron de acuerdo. Por unanimidad se aprobaba la salida a concurso de una nueva gestora y la aprobación de 70.000 euros de crédito extraordinario que se unirán a los 233.000 euros que aporta Viaqua, para poder llevar a cabo las obras necesarias en la piscina planteadas desde la auditoría.

También te puede interesar