Balance negativo para el comercio local en la campaña navideña

10 enero, 2018
Balance negativo para el comercio local en la campaña navideña
Publicidad

Navidades flojas. Es el comentario común, siempre con alguna excepción, del pequeño comercio valdeorrés, relativo al balance de las ventas en las fechas festivas que acaban de concluir. Así lo cuentan desde asociaciones como CCA O Barco, que apuntan a “una campaña más floja incluso que años anteriores”. Un poco menos negativos se muestran desde AEVA, cuya representante del comercio, María del Carmen Cruz, explica, desde una perspectiva comarcal, que “por supuesto, las Navidades ya no son lo que eran, el follón de compras que se vivía hace unos años no se repite, y ahora el pastel se reparte más durante el año”.

Lo cierto es que, para la gran mayoría de comerciantes, las compras han caído a pesar de que se insiste en una recuperación paulatina de las economías familiares y tras el balance de ventas, se buscan las causas de la tendencia a la baja. Desde AEVA apuntan directamente a las compras que se realizan a través de internet, “los que trabajan desde sus casas no tienen gastos de luz, agua, otros impuestos, y generan muchos más beneficios”. Y es que cada vez más personas optan por esta forma de adquisición de artículos, “contra la que no podemos competir”.

Tras una Navidad en la que ambos entes, local y comarcal, en colaboración con el Concello de O Barco y el Consejo Regulador, han puesto en marcha muchas iniciativas para incentivar las compras, lo cierto es que “sí se ha visto gente por la calle pero más de paseo que dentro de las tiendas”, cuenta Catalina Moral, gerente de Calzados Moral y tesorera del CCA O Barco.

Así lo ven también otros comerciantes de la zona, como es el caso de Can-Can, donde cuentan que “la gente ya no se viste como antes para las ocasiones especiales”. Lo mismo piensa Ana, gerente de la zapatería Step Up, que cuenta que ahora “para fin de año se usa lo que se tiene en casa” y los más jóvenes quizás “compran algo barato y de escasa calidad por internet para esa noche”. En Garoba parecen haberse dado cuenta de esta nueva tendencia pues en su tienda no se encuentra ropa específica para la noche de final de año, “si acaso algún top con algún brillo, pero en general traemos cosas más básicas porque ahora no se suelen comprar prendas en concreto para esa noche”. Quizás por ello, este comercio es de los pocos que sigue generando ventas al alza durante esta fechas, por lo que hacen un balance positivo de la campaña.

Varios comercios de la zona apuntan además a otro culpable de las escasas ventas durante las fiestas, el Blak Friday, un arma de doble filo “que proporciona descuentos justo antes de la campaña navideña que muchos aprovechan para comprar los regalos de Papa Nöel y Reyes”, explica Ana de Step Up. “Nos hace mucho daño” porque merma las ventas que posteriormente se deberían realizar, sin los descuentos que ahogan el margen con el que trabajan.

Otros descuentos son en los que ahora se hayan inmersos casi la totalidad de comerciantes de la comarca, los de las rebajas de enero. Desde el pasado día 2 del nuevo año 2018, muchos ya colgaban los carteles anunciando tales reducciones de precios en multitud de artículos, con la intención de atraer al público. Dos meses como máximo, así lo dicta la ley, tendrán los establecimientos para ofrecer sus artículos rebajados en un comienzo de campaña que desde el CCA O Barco califican de “tranquilo, aunque todavía es pronto para hacer valoraciones”.

También te puede interesar