San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero

4 febrero, 2017
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero
San Francisco Blanco, protagonista del primer sábado de febrero

Mañana se dedicará el día a San Francisco Blanco. Desde este año Outarelo, en O Barco de Valdeorras celebrará esta festividad el primer sábado de cada vez. Aurelio Blanco Trincado, de la Cofradía de San Francisco Blanco, relata la historia y tradición  de esta celebración que se remonta a finales del siglo XVI.

Blanco Trincado relata que con estas fiestas se conmemora el aniversario del martirio, que fue un 5 de febrero del año 1596. “Es un santo que, sin ser de aquí, está muy vinculado con Valdeorras, porque una reliquia, como es su cráneo, se conserva en Outarelo. Concretamente en la capilla que mandara construir allá por el 1611 Don Andrés de Prada y Gómez de Santalla, que llegó a ser secretario de Don Juan de Austria, Felipe II, Felipe III… En principio, la capilla no estaba dedicada a San Francisco Blanco, pero cuando se trajo la reliquia del Santo, la tradición de sus milagros hizo que la capilla se le dedicase a él. En la capilla primitiva, que no es la actual puesto que está reformada, se encontraron restos de más de diez santos”, destacó el presidente del IEV.

Ahora, desde hace muy poquitos años, empieza a haber una tradición que consiste en pasar por debajo de las arcas del Santo hasta tres veces. Es lo que hace la gente que le va a pedir algún favor al Santo, que cada vez viene de más lejos, incluso de fuera de Galicia.

“En torno a este festejo existen varias cofradías, yo pertenezco a la de San Francisco Blanco, que es una cofradía gastronómico-religiosa, vamos a misa y a la procesión, pero después también nos damos un banquete, que nos sirve de unión al Grupo de Amigos de la Juventud”, manifestó Blanco.

Antiguamente, y la gente de mi edad lo recordará, las faldas de la montaña se llenaban de colorido de las ropas de familias enteras que iban a comer al campo. Y por aquel entonces el tiempo nos lo permitía, porque hacía frío, pero siempre estaba soleado. Era tradicional, además, complementar la comida que se llevaba con el pulpo que allí vendía siempre algún pulpero. Ahora, la fiesta se celebra de otra manera, pero con el mismo espíritu y devoción.

En el día de hoy tuvo lugar esta celebración que, con motivo de la lluvia, impidio la salida de la procesión.

También te puede interesar