Así han cambiado los velatorios y funerales con la “Fase 1”

18 mayo, 2020
Así han cambiado los velatorios y funerales con la “Fase 1”
Publicidad

Hasta 10 personas pueden acceder a la sala del tanatorio y al funeral pueden asistir hasta 15 familiares

Con la llegada del coronavirus los entierros y los velatorios dieron un giro de 180º que, hasta la fecha, se han llevado a cabo sin apenas familia. La perdida de un ser querido siempre es un momento duro, pero en esta situación todavía lo es más. Hasta la llegada de la “Fase 1” el funeral no se podía realizar en las iglesias, sino que era en el propio camposanto. Cuando la persona fallecía, los servicios fúnebres recogían el cuerpo y lo dejaban en cámara hasta que se le daba sepultura.


Publicidad

Ahora la situación ha cambiado levemente. Desde el pasado 14 de mayo, cuando Valdeorras entraba en la denominada “Fase 1” de la desescalada, la Xunta de Galicia y la Consellería de Sanidade marcaron las nuevas pautas. «Ahora el cadáver sí se puede velar aunque con un máximo de 10 personas en la sala», explica Rafael Ojea, del Tanatorio La Cruz. En el caso de que haya más seres queridos que quieran acceder al reciento, es necesario que salgan los que estaban en el interior. «Nosotros tenemos dos puertas y usamos una como entrada y otra de salida para evitar el contacto. Además, el uso de mascarilla es obligatorio».

Donde todavía hay dudas es en lo que respecta al culto religioso. Como nos cuenta Ojea, hasta el 12 de mayo el féretro no podía acceder a la Iglesia, pero ahora esa norma ha variado —según informan también desde los Obispados—. «Aconsejan que no entre. Pasan la “patata caliente” a la familia y dejan que sean ellos quienes decidan si primero entierra y luego hacen la misa, o al revés».

Eso sí, las misas deben ser lo más corta posible, según aconsejan. Además, solo se permite el acceso al 30% del aforo y es obligatorio mantener las distancias de seguridad.

En el cementerio el aforo asciende a 15 familiares.

También te puede interesar